jueves. 04.03.2021 |
El tiempo
jueves. 04.03.2021
El tiempo

La música que toca techo

Andrés Soria, en su estudio 'El Ático'. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Andrés Soria, en su estudio "El Ático".
Andrés Soria López-Santos empieza a dar pasos firmes como compositor, cantante y productor musical en Ribadeo. Lo hace con unos nuevos artistas desacomplejados y dispuestos a asaltar los ritmos de su propia generación
UNOS MEDIOS modestos y unas ganas enormes. Con esas armas, talento y el apoyo de un montón de gente va saliendo adelante El Ático, un estudio de grabación que el ribadense Andrés Soria López-Santos tiene en la calle Calvo-Sotelo de Ribadeo. Allí acoge fundamentalmente a un enorme número de gente joven dispuesta a plasmar en los nuevos canales de comunicación como Youtube o Instagram, por ejemplo, sus creaciones.

Desacomplejado en lo que a referencias musicales se refiere, cita con el mismo empeño a la música clásica "que es lo que empecé a escuchar" que su paso por sonidos metaleros o lo que le gusta ahora, el sonido que está reventando el mundo entero con tótems de la talla de Rosalía. Por ahí dice Andrés Soria que es por donde va la mayor parte de lo que está haciendo ahora.

Y no solo él, gran parte de la gente que pasa por El Ático, un nombre que viene puesto por ser el lugar que ocupa en el edificio en el que trabaja. "Ahora mismo casi toda la gente que tengo hace eso y me parece que aquí en Ribadeo y en A Mariña en general hay gente con mucho talento. Y además, hay muchísimos. Me sorprende la gran cantidad de gente que hace cosas", dice. Y no solo eso, está también convencido de su calidad hasta el punto de que asegura que "en cualquier momento estoy seguro de que alguien lo petará y eso será bueno para todos. Verás".

Él mismo toca varios instrumentos y recuerda que ya con nueve o diez años comenzó a componer, sobre todo, letras de rap "que las hacía para mí. También escribí siempre: relatos o proyectos de novelas, eso no dejé de hacerlo nunca".

Pero fue pasando el tiempo y este estudiante de Audiovisuales comenzó a pararse de forma más específica en 2018 en la música urbana "y cumplo ya dos años sacando temas y, poco a poco, esto va dando sus frutos".

La música que hace él personalmente la define como "un hip hop alternativo, porque la verdad es que yo bebo directamente de esa cultura en concreto. También es lo que hace la mayoría de la gente que viene por El Ático", aunque admite que no pierde de vista "otros estilos como el pop o la música alternativa, que siempre aportan cosas interesantes y está claro que no puedo encasillarme haciendo una sola cosa".

De momento como músico está circulando su canción Imos bailar con el nombre de Demian que muy bien podría ser una de esa que él mismo dice que "podrían petarlo". Está ya llegando a las ocho mil visualizaciones en Youtube y cualquiera que la escucha percibe en ella un toque distinto. A nivel musical y de imagen, porque ese es otro apartado importante, ya que para algo está estudiando Audiovisuales. Hace nada que grabó imágenes para un videoclip de Vitinho en O Cebreiro.

Aunque para hacer las grabaciones sí utiliza un equipo más amplio de gente, algunos nombres ilustres como Xavier Alcalá, en el apartado musical admite que se interesó enseguida por la producción. "Es algo mucho más complicado que componer, pero yo tuve claro enseguida que eso era lo mío: controlar todo el proceso porque yo sé cómo quiero que suenen las canciones, así que me gusta producirlo yo".

En este momento, la situación para él, como para casi todo el mundo, se encuentra en un impass derivado de la pandemia pero en el que él continuó trabajando "y, de hecho, hago más cosas que nunca. Casi todos los días viene alguien al estudio", comenta, para seguir relatando que "yo voy un par de veces a A Coruña, donde están mis padres, y de donde vengo yo. Antes venía como quince días en verano o así, pero empecé a conocer gente de este mundo y enseguida me llamó muchísimo la atención la gran cantidad de gente que había aquí dispuesta a hacer cosas y además con talento, así que eso fue lo que me decidió a montar El Ático".

Si la cosa no sale, le gustaría hacer un máster de fotoperiodismo "porque también me tira un poco la vena de mis padres, que los dos son periodistas... Pero no sé. La verdad es que es la música lo que más me tira y además ya digo que yo le veo mucho futuro. Me fijo en genios del márketing como Rosalía, C. Tangana o Bad Bunny, y estoy convencido de que podemos sacar algo parecido".

Festivales para cuando por fin el covid lo permita

A Andrés Soria no parece descansarle demasiado la cabeza. Además de componer sus propios temas, producir los de otros, grabar los videoclips de esos temas o estudiar Audiovisuales aún le queda tiempo para plantearse algunas posibilidades de futuro vinculadas a la música. Ya tiene pensado y hasta negociado en parte un festival para el verano siempre que el covid lo permita, con grupos de rock, metal o ritmos urbanos "y tenemos luz verde del Ayuntamiento para cuando se pueda", destaca.

Continuidad
Anticipa que seguirá trabajando convencido de haber visto un potencial aún sin desarrollar

La música que toca techo
Comentarios