domingo. 24.10.2021 |
El tiempo
domingo. 24.10.2021
El tiempo

Multitudinaria protesta en Viveiro contra el cierre de la fábrica de Vestas

Multitudinaria protesta en Viveiro contra el cierre de Vestas. ELISEO TRIGO
Multitudinaria protesta en Viveiro contra el cierre de Vestas. ELISEO TRIGO
Unas 2.500 personas piden soluciones para la crisis industrial en A Mariña

Unas 2.500 personas, según datos de la Policía, se han manifestado este mediodía en Viveiro contra el cierre anunciado por la empresa Vestas de la fábrica de aerogeneradores que la multinacional tiene en Chavín y para pedir soluciones para la crisis industrial en la comarca de A Mariña.

Acompañados de representantes políticos, los trabajadores de esta empresa, que tiene previsto su cierre para finales del año, junto con la plantilla de la factoría de aluminio de Alcoa, que el lunes volverá a la huelga indefinida al fracasar la venta, han planteado sus reivindicaciones tras pancartas con lemas como "Vestas Viveiro solución" y "A Mariña, nin industria nin futuro".

El presidente del comité de empresa de Vestas, Daniel Mariño, ha asegurado que la fábrica sigue "siendo rentable, un ejemplo a seguir", por lo que "no se entiende" que la empresa que acaba de adquirir terrenos para ampliar y "alardea de los planes de futuro para Chavín, ¡ahora se marche sin más!".

ANÁLISIS. Vestas, un adiós lleno de paradojas

"Esta comarca, A Mariña lucense, de sobra castigada y con serios problemas industriales, no puede permitirse perder ni un solo puesto de trabajo más. Por eso, vamos a luchar, para mantener nuestros puestos de trabajo que son nuestros, los merecemos, los ganamos con nuestro esfuerzo diario", ha proclamado en la lectura de un manifiesto durante la concentración.

Mariño ha pedido a todos los presentes su apoyo para aguantar "hasta el final" y que acompañen a los trabajadores de Vestas "en cada acto, en cada protesta y en cada manifestación", en un discurso que ha cerrado con el grito de "Vestas no se cierra" y en el que ha reivindicado la labor realizada por la plantilla.

Un grupo de 115 trabajadores "cualificados y comprometidos" que siempre estuvieron "a la altura", ha afirmado, y que son capaces de competir contra "la peor de las competencias y luchar contra el reloj", como considera Mariño que han demostrado y seguirán demostrando.

La alcaldesa de la localidad, la socialista María Loureiro, también ha destacado, durante su participación en esta movilización, que la planta "tiene beneficios y una buena productividad", por lo que ha instado a trabajar con Xunta y Gobierno central para "apretar" a la empresa y que "reconsidere" el cierre anunciado.

Loureiro ha recordado que el lunes los trabajadores tienen una reunión con la Xunta por el Ere planteado y este es ahora el tema "más importante". Para Loureiro está claro que "hay que presionar" porque la comarca de A Mariña "no se puede permitir otro cierre más".

Por su parte, el secretario general del PSdeG, Gonzalo Caballero, ha criticado la "decisión unilateral" de la empresa de cerrar una planta que "es viable" tiene capacidad productiva y es competitiva y "fundamental" para mantener la actividad en la comarca.

Caballero ha trasladado "todo el apoyo" de su partido a los trabajadores de Vestas, con los que se ha reunido esta mañana, y ha considerado que la Xunta tiene que "paralizar esta misma semana" el inicio de consultas para el expediente de regulación de empleo (Ere) porque es la "fórmula para ganar tiempo" y "dar posibilidades de empleo" a los 115 trabajadores de la planta.

La presidenta provincial del PP, Elena Candia, ha insistido en la necesidad de un frente común para defender el empleo y el futuro industrial de A Mariña, ante la decisión "injusta" y "despiadada" de la empresa de cerrar la planta de Chavín, y ha apuntado a la apunta “errónea política energética” del Gobierno central que "deriva en el desmantelamiento industrial de la comarca".

APOYO DE ALCOA. En la concentración, en la Praza Pastor Díaz de Viveiro, ha participado además el presidente del comité de Empresa de Alcoa, José Antonio Zan, quien ha destacado que lo importante en este día es apoyar a sus compañeros de Vestas y ha asegurado que, por su parte, seguirán "en la lucha".

Entre gritos de "Queremos trabajar y no emigrar", "La indemnización no es una solución" o "A Mariña se salva luchando", la céntrica plaza viveirense se ha llenado de chalecos naranjas de los trabajadores de Vestas, al igual que hace algo más de un año fueron los chalecos verdes de Alcoa, con motivo de la negociación para la venta de la factoría. 

Multitudinaria protesta en Viveiro contra el cierre de la fábrica...
Comentarios