jueves. 02.12.2021 |
El tiempo
jueves. 02.12.2021
El tiempo

Multitudinaria manifestación con un mensaje de unidad

Unas 15.000 personas de todos los sectores productivos recorrieron Burela exigiendo soluciones a la crisis que atraviesa A Mariña ▶ La pérdida de industria y de servicios y la falta de inversión en la comarca fueron los pilares de la primera huelga general

Las calles de Burela se convirtieron en un clamor reivindicando un futuro para la comarca de A Mariña, sumida en una crisis industrial que tiene como puntas de lanza los casos de la planta de Aluminio de Alcoa y de Vestas, que arrastran al resto de sectores.

Unas 15.000 personas, según los sindicatos y la Guardia Civil, recorrieron la localidad desde el hospital hasta la Praza do Concello entre consignas que insistían en la lucha para sacar a la zona de sus años de abandono. Gente de todas las edades, desde los más pequeños a jubilados y desde parejas jóvenes a familias enteras hicieron de sus voces una sola para exigir un cambio de tendencia que revierta el deterioro que sufre la zona.

A las consignas ya escuchadas en manifestaciones anteriores de Queremos traballar e non emigrar, A Mariña sálvase, loitando o Sen industria, non hai futuro, la manifestación de Burela sumó nuevas demandas a voz en grito que los manifestantes repitieron durante todo el recorrido, A Mariña non se vende, A Mariña deféndese, A loita é o único camiño, Área sanitaria para A Mariña o Infraestructuras para A Mariña. Mensajes que resumían el lema principal de la manifestación y de la huelga general Futuro para A Mariña.

Con tres patrullas de la Guardia Civil y otro vehículo de la Policía Local encabezando la marcha, los manifestantes, entre los que eran fácilmente identificables los trabajadores de Aluminio y los de Vestas, fueron recorriendo las principales calles de Burela hasta llegar a la Praza do Concello, que poco a poco fue llenándose en un goteo continuo de personas.

Allí pudo escucharse el mensaje de los representantes de los tres sindicatos convocantes—CIG, CC.OO. y UGT—, que además de calificar la asistencia como un éxito y dar las gracias por la participación incidieron en la idea de que esta "folga social" era necesaria para hacer ver a las administraciones que la sociedad mariñana no permitirá que el deterioro del territorio continúe. Fue un discurso a tres bandas interrumpido en varias ocasiones por los aplausos de los participantes y por los gritos de A Mariña sálvase, loitando, un lema que va camino de convertirse en un emblema.

DISCURSOS. El primero en intervenir fue Xorxe Caldeiro, secretario de la Unión Local de la CIG, destacando el carácter histórico de la huelga general: "Estamos a escribir unha nova páxina na historia da nosa comarca. A Mariña está a vivir hoxe unha xornada de folga xeral, unha xornada de loita, unha xornada de reivindicación. É un orgullo ver como esta comarca unha vez máis volve alzar a voz, volve mostrar a súa capacidade de loitar unida".

Caldeiro calificó la comarca como una zona "activa, libre e dinámica que é o motor industrial da provincia". El responsable comarcal de la CIG fue el encargado de desgranar las demandas para la zona, no solo en materia industrial sino de infraestructuras y servicios, además de subrayar los conflictos en Alcoa y en Vestas, que a pesar de la "loita titánica" de los trabajadores siguen sin tener una solución encima de la mesa. Los sindicatos culparon a Xunta y Gobierno de la situación y subrayaron el hartazgo de la sociedad con esta situación. "Volveremos as veces que faga falta porque somos imparables, porque A Mariña unida é invencible", gritó Caldeiro entre aplausos para demostrar que la protesta de este miércoles fue mucho más que un hecho aislado.

"Esta é unha folga social porque é unha folga que non só atinxe á industria porque se aquí pecha a industria, as infraestruturas irán a menos; se as infraestruturas van a menos, a industria non virá; e se non vén industria, a xente emigra; e se a xente emigra e baixa a poboación, os servizos serán mínimos e cada vez peores", subrayó María José Novoa, secretaria comarcal de CC.OO. quien indicó que "é cara onde imos".

Novoa hizo un paralelismo con Teruel subrayando que "A Mariña tamén existe, non só Teruel". "Vamos pelexar ata o último alento porque A Mariña sálvase, loitando! ", gritó.

El último en intervenir fue el responsable comarcal de UGT, Diego Ballesteros, que subrayó que la idea de celebrar una huelga general ya rondaba en la mente de los sindicatos desde el año pasado y la fueron dilatando, "pero visto que os gobernos non apoian nin apostan pola comarca non nos quedou máis remedio que saír á rúa e movilizarnos". "Non podemos máis que insistir e pedir ás administracións que solucionen dunha vez por todas os dous conflictos existentes máis inmediatos ", afirmó Ballesteros, que subrayó que además de Vestas y Alcoa, la comarca "necesita máis industria, máis infraestruturas e máis servizos".

"A Mariña xa non aguanta máis, abondo aguantou", dijo, "somos unha terra tranquila que non quere problemas, pero somos unha terra que defende o noso e xa o estamos vendo porque non hai máis que lembrar as manistacións que houbo ata o de agora, a maioría multidudinarias". "Hai que pedirlle ás administracións, sexan da cor que sexan, que nos escoiten e que vexan que na Mariña imos todos a unha para defender o que é noso", finalizó.

La concentración terminó con el sonido de la gaita interpretando el himno gallego. Después la plaza se fue despejando en pequeños grupos con la sensación de haber hecho historia.

Multitudinaria manifestación con un mensaje de unidad
Comentarios