jueves. 28.05.2020 |
El tiempo
jueves. 28.05.2020
El tiempo

Las monjas que quedan en Valdeflores subsisten gracias a la ayuda vecinal

Las dos últimas religiosas del monasterio vivariense de Valdeflores. ANTÍA
Las dos últimas religiosas del monasterio vivariense de Valdeflores. ANTÍA
Solicitaron ayuda a la Xunta para alquilar un piso ya que su orden as obliga a dejar el convento. Una mujer las cuida

Las dos monjas que quedan en el monasterio dominico de Valdeflores, enclavado en el barrio de Xunqueira, solicitaron una vivienda a la Xunta ante la comunicación que les remitió hace días la Orden de Predicadores para que se marchen del convento en el plazo de un mes. Las religiosas, que regresaron a la que fue su casa en el pasado mes de julio, subsisten gracias a la ayuda del vecindario, además de pagar a una mujer para que las cuide, "porque estamos muy enfermas".

Las hermanas solicitaron una ayuda económica a la federación de su orden para poder cumplir con la petición de abandonar el monasterio. Con ese dinero pretendían alquilar un piso juntas, dado que la reducida pensión que perciben solo les permite hacer frente a la contratación de una persona que las atienda, dado que son muy mayores y precisan cuidados casi continuos.

La riada de noviembre del pasado 2018 inutilizó el obrador de dulces, por lo que no tienen otros medios de subsistencia.

Las religiosas prefieren quedarse en Viveiro. "Si fuera posible, pero sino donde encontremos facilidades para poder vivir", indican y señalan que "desde que volvimos en julio prácticamente no hemos comprado nada, todo nos lo traen los vecinos. Así aguantamos", cuentan. Además, han pagado los primeros recibos de luz y agua en el monasterio.

Las monjas que quedan en Valdeflores subsisten gracias a la ayuda...
Comentarios