Mondoñedo hará de Rei Cintolo una referencia

La cueva del municipio mariñano va siendo cada vez más conocida conforme se van desvelando los secretos que alberga en su interior y que todavía no acabaron de salir todos a la luz
Visita a la cueva de Rei Cintolo. JOSÉ Mª ÁLVEZ (AEP)
photo_camera Visita a la cueva de Rei Cintolo. JOSÉ Mª ÁLVEZ (AEP)

La Federación Galega de Espeleoloxía intentará impulsar todavía más la cueva de Rei Cintolo, en Mondoñedo, porque consideran que los últimos descubrimientos que realizaron en ella implican que cada vez dispone de más atractivos, suficientes para ser un auténtico referente a nivel gallego y estatal. El presidente de la Federación, Gonzalo Villarmea recuerda que durante muchos años Rei Cintolo "estaba morta" porque se creía que estaba totalmente explorada "pero en cinco anos de traballo esa idea borrouse por completo do imaxinario colectivo".

Explica que por ejemplo se creía que tenía seis kilómetros de galería "e agora estamos en 8,5, e nin sequera esta cifra vai ser definitiva porque o traballo nese plano non está rematado aínda". Asimismo, explica que se trata de una cueva "incrible a varios niveis: paleontolóxico, biolóxico, hidrolóxico ou xeolóxico", algo que se ve "cando se fan estudos novos e en todos se sacan novas conclusións".

Como ejemplo cuenta que Rei Cintolo "en realidade son dúas covas, non unha, son dúas que se fusionaron. Esto non o sabe moita xente e é porque damos por sentadas moitas cousas que logo sabemos que non son correctas".

Además, está convencido de sus posibilidades porque por ejemplo ahora están trabajando para documentar correctamente la colonia de murciélagos "que estaba medio desaparecida". Además ahora que se inauguró el primer espeleódromo de toda Galicia considera que también puede ser otro complemento más que anime a la gente a acercarse «porque todas estas cousas, os avances en coñecementos e as infraestruturas arredor, xeneran un dinamismo que nos permitirá divulgar cada vez máis a actividade espeleolóxica e como centro dela, Mondoñedo".

Reivindicación del pasado

Villarmea considera que en realidad esto se debía haber reclamado anteriormente "porque as exploracións de Villamil aquí son de 1873, moitos anos antes de que Martel, considerado o pai da espeleoloxía modera, aínda entrase sequera nunha cova. Pois antes del, aquí xa tiñamos unha topografía da cova, e bastante boa por certo, así que cremos importante destacar esas figuras de Villamil, Rei Cintolo e Mondoñedo dentro da espeleoloxía a varios niveis".