sábado. 18.09.2021 |
El tiempo
sábado. 18.09.2021
El tiempo

Con la miel sí hay relevo

Tareas de cuidado de los apiarios de Ouro Puro, en Alfoz. O.P.
Tareas de cuidado de los apiarios de Ouro Puro, en Alfoz. O.P.
Iván Marrube demuestra con Ouro Puro que las nuevas generaciones aseguran el futuro de la apicultura gallega, aunque este año es flojo

Pillamos al alfocense Iván Marrube de viaje por la Bretaña francesa y comparando el manejo y producción de miel en aquellas planicies respecto a la calidad que él obtiene —su Ouro Puro obtuvo la medalla de oro entre las miles gallegas del 2020— de los parajes mariñanos. "Aquí aparte de acacias hai moita colza e xirasol en extensivo, e moita química para soster a produción agrogandeira e polo tanto o xofre e outros restos van parar ó mel", algo que lo reafirma en la idea que rodeadas de brezo y otras muchas flores la miel gallega no tiene parangón.

"Temos das mellores meles do mundo pero o valor engadido que lles damos é pouco", asegura. "O mel en Galicia empeza a pagarse a granel sobre 4,80 ou 5 euros co cal, se lle metes a etiqueta ao bote, vendelo a 6 euros non é rendible; en cambio na Bretaña estiven probando mel e venden o bote de só 250 gramos entre 8,80 e 10 euros". Es decir, en Galicia se tratan de aguantar unas condiciones en que, además, la pelea con las velutinas incrementa los costes y baja la producción.

El empresario explica que este revuelto 2021 trajo "un tempo tolo no verán e fixo que as abellas comeran todas as reservas de mel que tiñan, por iso nós ao mellor sacamos só un 50% do mel das nosas 120 colmeas. Se antes producían 20 ou 30 quilos de Ouro Puro, este ano non pasan de dez".

Esta bajada de producción la confirma también el secretario de la Asociación Galega de Apicultura, Xesús Asorey: "As mellores colleitas de toda Galicia están en Chantada, Monforte, Palas de Rei ou Os Ancares porque non tiveron tanta seca coma noutros lugares e tampouco choveu como na Mariña durante a época de floración do eucalipto, estragándoa". Y sentencia que "se no 1998 a media de mel por colmea en Galicia era de 22 quilos, agora sácase a metade, así que concluímos que son necesarias o doble de colmeas para a mesma produción, co cal economicamente non é rendible". Quizás no lo sea, pero Marrube como los también premiados Fran y Javier Carreiras demuestran que el relevo generacional está en marcha, dado el prestigio internacional de la miel gallega. Al final, si en la ganadería vacuna la media de edad está en 60 años, entre los apicultores gallegos ya bajó a 40.

Los problemas no son la primavera rara y un verano malo para la producción. Preocupa, y mucho, el control de la velutina, aunque este año se vean menos avispas invasoras. "A Xunta di que baixaron a un tercio —comenta Asorey—. Eu vexo menos pero pode ser algo puntual deste ano porque co cambio climático isto varía moito. En xeral, hai menos velutina nas zonas máis frías pero temos que mirar a tendencia durante tres anos para concluir algo firme".

Marrube dice que "xa estamos acostumados a pelexar coa velutina, que este ano apareceu máis tarde que de costume, pero sigue matando e acosando ás abellas. As vespas sacámolas a quilos das trampas cada tres días pero a trampa non deixa de ser un incordio tamén para o traballo das abellas". El suyo es un proyecto de cariño y puesta en valor de una apicultura con producción artesanal, casi de hobby, y con más demanda que oferta. "Ás veces supón moito esforzo tornalas dalgunhas zonas, nosoutros cambiamos as arpas eléctricas por unhas xaulas de alame que se colocan diante da colmea e vainos moi ben porque os excluidores son bastante selectivos e deixan pasar ás abellas", concluye.

Con la miel sí hay relevo
Comentarios