La Medalla de Oro de Viveiro pone la guinda al centenario de la cofradía de pescadores

El pósito de Celeiro celebró con sus gentes y con autoridades la máxima distinción que otorga el Concello en reconocimiento a su trayectoria y aportación al municipio
Autoridades y representantes de la cofradía con en la entrega de la Medalla de Oro.
photo_camera Autoridades y representantes de la cofradía con en la entrega de la Medalla de Oro.

La Cofradía de Pescadores Santiago Apóstol de Celeiro vivió este sábado uno de los días grandes en su historia al recibir la Medalla de Oro de la "moi noble e moi leal cidade de Viveiro", concedida por unanimidad del pleno con el objetivo de reconocer su aportación al municipio en el año de su centenario.

Al emotivo acto con la familia marinera de Celeiro, en el teatro Pastor Díaz, asistieron el conselleiro do Mar, Alfonso Villares; la subdelegada del Gobierno, Isabel Rodríguez; la alcaldesa, María Loureiro, o la jefa territorial de Mar, Mariña Gueimunde, entre otras autoridades y representantes de la cofradía como el patrón mayor, Domingo Rey, o el secretario, Máximo Díaz.

El edil de Mar, Jesús Fernández, guió el homenaje, que arrancó con la lectura del acuerdo plenario por parte de la secretaria municipal y siguió con la intervención de la alcaldesa. "Viveiro e Celeiro son sinónimos de pesca, de xente do mar, por iso no acto de hoxe non só conmemoramos unha data simbólica, senón que facemos unha homenaxe a tantas familias e persoas do concello que adicaron a súa vida ao mar e á pesca, contribuíndo a facer deste sector o noso sinal de identidade", dijo.

La regidora subrayó que la entidad "leva cen anos destacando pola súa contribución constante e en diferentes ámbitos á comunidade na que opera" y "seguirá cumprindo anos, décadas e séculos loitando polo futuro da pesca e do mar, ou o que é o mesmo, polo futuro do noso pobo".

El conselleiro do Mar alabó la trayectoria de la cofradía más antigua de la provincia de Lugo y la labor de los 18 patrones mayores que tuvo, además de trasladar el compromiso de la Xunta de "poñer en marcha políticas que contribúan a garantir o futuro do sector marítimo-pesqueiro galego á hora de enfrontar os retos pasados e futuros".

Villares puso además en valor la importancia del puerto de Celeiro y de su merluza, "acaparando no 2022 o 45% das descargas e preto da metade do valor xerado nas lonxas galegas" y que cuenta con dos marcas, del pincho y de volanta, "para poñer en valor un produto extraído polos armadores lucenses no Gran Sol a través de artes selectivas e sostibles".

El secretario de la cofradía cerró el acto, en el que dedicó el homenaje a "las gentes del mar de Celeiro y Viveiro, los que antes nos precedieron con sus sacrificios y los que ahora en base a su herencia y legado pudimos construir una entidad sólida que cumple cien años". Así, expuso que el reconocimiento no solo celebra la riqueza del sector, sino el trabajo "incansable de aquellos que han dedicado sus vidas a la noble labor de pescar".

Díaz también se refirió a la pesca como el "pulmón socioeconómico de Viveiro" pues representa el 13,4% del PIB municipal y el 3,7% del gallego. Además hizo un repaso histórico del pósito desde su formación, sus patrones mayores y sus aportaciones. "Es un siglo de vida defendiendo los intereses profesionales del sector y asociados, siendo garantes de sus avances socio-económicos y tecnológicos, sin olvidar la protección social, la formación y los valores, culturales y de tradición del oficio", destacó.