Martes. 20.11.2018 |
El tiempo
Martes. 20.11.2018
El tiempo

Máxima tensión en la asamblea de Sargadelos

La asamblea de trabajadores del viernes es decisiva y se advirtió ante posibles piquetes

Sargadelos vive una jornada decisiva ante la asamblea de trabajadores convocada para las tres de la tarde. El acceso a la misma le fue vetado a los representantes sindicales de UGT.

La situación en Sargadelos puede llegar este viernes a un punto crítico. Representantes de UGT realizaron este jueves algún intento de neutralizar la convocatoria con el argumento de que no debe ser revocada de su cargo de delegada sindical Rogelia Mariña, ya que fue elegida por los trabajadores en una votación democrática. Desde la empresa, por su parte, alertaron a la subdelegación del Gobierno de que podría haber algún piquete en la fábrica para tratar de influir en la asamblea y reclamaron alguna medida de protección en caso de que así fuese. Por si la situación no fuese ya lo suficientemente tensa, hubo otros dos despidos más en la fábrica.

La tercera parte en este conflicto, la Xunta de Galicia, mantuvo el mismo perfil que viene mostrando desde que comenzara este problema laboral y remarcaron que su papel en este caso no puede ser otro que el de ejercer como mediador entre la empresa, los sindicatos y los trabajadores. 

Aunque no trascendieron ni se hicieron públicos, ni tan siquiera se reconocieron por parte de nadie, ayer volvió a ser una jornada intensa en la que continuaron los contactos entre representantes de la empresa, del Gobierno autonómico y de los sindicatos, particularmente de UGT, que desplazó a Santiago desde Madrid a su secretario de organización estatal, Manolo Salgado, para afrontar esta situación.

Los prejubilados de Sargadelos podrán votar y podrían ser decisivos

Pero en este momento todas las miradas están puestas en la asamblea. Es el momento marcado para la celebración de la asamblea de trabajadores en la que se votará la revocación de Mariña como delegada sindical. Ocupa puestos de representación sindical en distinta medida desde hace 34 años de forma ininterrumpida salvo el periplo en el que fue despedida de la empresa por el consejero delegado, Segismundo García, que se vio obligado a readmitirla por orden judicial.

El máximo accionista de la empresa mantuvo siempre la misma postura y la sigue manteniendo. Ayer la confirmó una vez más «para que non quede lugar a equívocos: Non seguirei traballando con Rogelia Mariña como delegada sindical. Se segue ela como representante sindical, eu non. E pecharei a empresa».

El empresario sigue sosteniendo que cerrará la fábrica si Rogelia Mariña sigue de delegada sindical

Es el mismo posicionamiento que anunció a mediados de agosto y del que no se movió ni un milímetro porque dice no estar dispuesto «a que unha persoa me organice a empresa por moi delegada sindical que sexa, solo faltaba».

Mientras, UGT no consiente que se trate de derrocar a una persona a la que se votó en su día porque consideran que se trata de una decisión caprichosa y dictatorial del empresario. 

Así las cosas, el futuro de Sargadelos parece descansar sobre una votación en la que no solo podrán decidir los actuales trabajadores sino también los prejubilados, que también tienen derecho a voto y podrían ser decisivos.

Máxima tensión en la asamblea de Sargadelos
Comentarios