martes. 21.09.2021 |
El tiempo
martes. 21.09.2021
El tiempo

Más tesoros emergen en la ría de Viveiro

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
El yacimiento descubierto en Area junto a la isla en Viveiro. EPASUNO
El Fedas saca a la luz un astrolabio del pecio hundido junto a la Insua de Area, donde se ven también tubos de cañón y otras armas 

La cuarta fase del proyecto Eterna del equipo Patrimonio Sumergido para el Norte (Fedas) halló en la ría de Viveiro un magnífico astrolabio, elemento de navegación descubierto en el fondo de arena sobre el pecio Viveiro I, junto a la Insua de Area.

Está en muy buen estado y este viernes lo presentarán junto con las zonas húmedas donde se preserva en el edificio comarcal. Además, 15 profesionales efectuarán sondeos en la fragata Magdalena (1773-1810) y cuya datación se investiga. Es una acción previa a la futura excavación.

El arqueólogo subacuático vivariense Antón López dirige el proyecto, concebido a largo plazo, para descubrir los múltiples tesoros de la ría de Viveiro. Este año cuentan con mayor equipamiento para desarrollar los trabajos, pues disponen de dos embarcaciones, una succionadora o un compresor, entre otros materiales. Los resultados de las inmersiones, que empezaron este miércoles, definirán la estrategia de la excavación que harán en próximas campañas.

La arena que tapa los pecios contribuyó a su conservación. Los especialistas intentan sacar ahora a la luz sus secretos mejor guardados. Conocen los materiales más próximos a la parte cercana al sedimento, pero queda mucho misterio por desvelar. Así, respecto a la fragata Magdalena estudiarán la dispersión de los materiales.

Su casco se voló en los años 80 del siglo pasado con dinamita para extraer materiales de su interior, como cañones y otros elementos que ahora se exponen en el Museo Naval de Ferrol. La actividad del oleaje también incidió sobre este pecio. "Todo evento atmosférico repercute en el fondo hasta la línea de ola activa, los 13 metros de profundidad, y la fragata está a siete metros", razón por la que los temporales también le afectan.

El director del proyecto explica que de apreciar dispersión de los materiales, la excavación futura arrancará desde fuera del yacimiento, pero si el resultado es negativo se centrarán en el pecio. Este año no extraerán restos de la Magdalena, un buque que estudian porque en él se corrigieron los defectos de las fragatas creadas bajo el modelo de construcción a la francesa.

"Queremos saber qué tecnología tenía, cómo era, jugamos con los restos que puedan quedar para crear una imagen lo más veraz posible", precisa. Señala que "es visible el lastre, que todavía está alineado, como lingotes grandes de hierro, en superficie hay poca madera y documentaremos la estructura en un lateral, hacia la proa, donde hay dos cilindros de cobre uno dentro de otro encajados en la madera; uno con orificios realizados para un objeto del mismo tamaño y a la misma distancia unos de otros. Aún no encontramos información sobre algo parecido en otros pecios", comenta Antón López.

El yacimiento Viveiro 1, casi desconocido, toma mayor relevancia con su astrolabio completo y más armas, además de los cañones. Solo se hizo una campaña desde que lo descubrió el buceador Eduardo Losada. "Pedimos permiso para retirar el material a estudiar, identificando el origen y la cronología. Hay material encima del sedimento pero queremos saber lo que hay debajo. Intentaremos buscar pistas de la orientación del naufragio y el área que ocupan los restos", detalla.

Por eso habilitaron un espacio para tratar los materiales. En el pecio ya hallaron cañones, munición — palanqueta y esférica—, 5 fusiles concreccionados y madera histórica. El oleaje y las mares mueven la cobertura de arena, al subir o bajar hasta 50 centímetros.

Más tesoros emergen en la ría de Viveiro
Comentarios