sábado. 08.08.2020 |
El tiempo
sábado. 08.08.2020
El tiempo

Nueva fase en A Mariña: calles semivacías y uso masivo de mascarillas

Terraza de una cafetería cerrada en Burela este lunes. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Terraza de una cafetería cerrada en Burela este lunes. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Burela, la localidad más afectada, estuvo casi desierta en el primer día de confinamiento, en el que aumentaron las medidas de vigilancia ▶ La comarca suma 128 casos tras 22 nuevos positivos y ya hay nueve altas entre los contagiados. El Sergas realizó más de 2.500 PCR

La jornada lluviosa y fría del lunes estuvo en sintonía con la falta de presencia ciudadana en las calles de las localidades más afectadas por el brote de coronavirus. En Burela, donde se concentra el mayor número de contagiados, apenas se veían jóvenes y los pocos que salían lo hacían con medidas de protección. Buena parte de la población burelesa optó por el confinamiento voluntario ante el incremento de los casos por Covid-19.

En Viveiro había algo más de gente por las calles de la localidad y de Covas, aunque todos respetaron el uso obligatorio de la mascarilla. Los parques infantiles están cerrados, pero en el Pernas Peón alguna familia disfrutaba de la tarde alrededor de una mesa.

El empleo de la mascarilla está siendo generalizado en todos los municipios mariñanos, con muy contadas excepciones. La Policía Local intensifica el control sobre el uso de esta medida de protección, igual que respecto al aforo de los diferentes establecimientos, incidiendo en los de ocio, sobre todo en la hostelería. Anoche se disponía a controlar el cumplimiento de los horarios de cierre, para que lo hiciesen a las once y media a fin de que garantizar el cierre en la medianoche. También advierten para que la población respete la distancia de seguridad de 1,5 metros.

Foz vivió una situación similar a la del concello vivariense, con más gente por las calles, aunque casi todas las personas portaban las medidas de protección requeridas por las autoridades sanitarias y en general se están restringiendo las salidas. Los agentes de la Policía Local de Ribadeo recibieron múltiples llamadas durante todo el día para saber si podían realizarse trámites o si podía acudir a diferentes puntos del municipio. Las calles ribadenses también estaban semidesiertas, a lo que contribuyó el hecho de que una parte del comercio descansa en lunes al abrir el domingo.

Los servicios de emergencia y municipales mantuvieron reuniones de coordinación y análisis a fin de evaluar la situación

El ambiente desangelado se extendía igualmente a San Cibrao, villa del municipio cervense que también cuenta con varios afectados. Xove vivía una situación más tranquila, aunque la merma de vecinos era asimismo evidente.

Los servicios de emergencia y municipales mantuvieron reuniones de coordinación y análisis a fin de evaluar la situación por si fuese necesario implantar medidas adicionales de seguridad y protección a las determinadas por las autoridades, además de para reforzar la colaboración con las autoridades sanitarias.

EVOLUCIÓN. El número de contagios por el brote de Covid-19 en A Mariña se dispara con 22 nuevos positivos, lo que sitúa la cifra de personas que contrajeron la enfermedad en 128, aunque el número crece debido a las pruebas realizadas a los contactos de los nuevos contagiados, así como a personas que están en cuarentena, por lo que la estadística de afectados superaría hoy los 150 casos. El número de PCR realizadas es superior a 2.500.

La parte favorable de los datos facilitados por Sanidade son las nueve personas que se han curado, por lo que han sido dadas de alta, lo que dejaba este lunes el número de casos activos en 119 en la comarca. El rastreo y análisis de todos los contactos de los positivos continúa. La estrategia de búsqueda y realización de pruebas diagnósticas tiene como fin detectar de forma precoz a todos los afectados para cortar cuanto antes la transmisión del virus.

info

La mayoría de los 119 casos activos son asintomáticos o presentan síntomas leves, por lo que tienen obligación de permanecer en cuarentena durante 14 días. Las cuatro personas que siguen ingresadas en el Hospital da Mariña evolucionan de forma favorable. Las personas cuyos test fueron negativos también están en seguimiento en su domicilio.

El rastreo de los contactos es masivo con el objetivo de controlar el brote. El equipo sanitario de muestras realiza todas las pruebas necesarias de forma rápida y ágil para obtener resultados cuanto antes. El Sergas destaca el esfuerzo que realizan tanto los sanitarios del hospital como de los centros de salud de la comarca mariñana.
 

La capital lucense no presenta por el momento más casos importados del brote mariñano, pero se están realizando controles
La capital lucense es un hervidero de rumores, sobre si estaría contagiado un camarero de tal zona o de tal otra, pero por el momento el único positivo importado del brote de A Mariña es el que se dio a conoce la pasada semana y no hay ninguno más, según apuntaron fuentes sanitarias.

No obstante, se siguen haciendo más de cien PCR diarias, en este momento sobre todo a personas que tuvieron contacto con los contagiados del brote mariñano, con resultados más esperanzadores que los del fin de semana, aunque es pronto para sentar una pauta y es conveniente dejar que avance la semana para constatar que la incidencia se va frenando.

Un buen porcentaje de la última tanda de pruebas se realizó a personas de fuera de A Mariña que tuvieron contacto con los enfermos. De ahí que sea tan importante revelar con quien se tuvo relación estrecha.

Esta semana es fundamental para conocer la verdadera magnitud del brote en la costa de Lugo, que habría partido de las celebraciones de la noche de San Xoán, donde las medidas, sobre todo entre los más jóvenes, se relajaron. Por eso, las autoridades sanitarias insisten en las medidas preventivas.

Otros rumores apuntaban a contagios en el Seminario. Fuentes del Obispado desmintieron tal extremo. Sí informaron de que un alumno que cursaba secundaria y dio positivo estuvo hace quince días con sus padres para recoger unas pertenencias y formalizar la matrícula, una incidencia de la que se informó a las autoridades sanitarias. No obstante, se realizaron las pruebas a residentes y trabajadores y todos dieron negativo.

También se monitoriza en Lugo el caso de un niño que dio positivo, aunque se sospecha que puede ser un falso positivo porque ya hubiera pasado la enfermedad hace semanas.

Nueva fase en A Mariña: calles semivacías y uso masivo de mascarillas
Comentarios