A Mariña estrenará la nueva LU-540

La tortuosa carretera de A Gañidoira será objeto en los próximos meses de una ambiciosa reforma que modificará sus peores curvas y, en su primera fase, incluirá cuatro nuevos carriles de adelantamiento a su paso por los municipios de Viveiro y de Ourol.
Kilómetro 5, en Viveiro, donde habrá carril de lentos, al igual que en el 7. JOSÉ Mª ÁLVEZ
photo_camera Kilómetro 5, en Viveiro, donde habrá carril de lentos, al igual que en el 7. JOSÉ Mª ÁLVEZ

A falta de variante, Viveiro se ha de conformar por el momento con la reforma de la LU-540, que une con Cabreiros, para ver mejoradas sus comunicaciones con la provincia. La Consellería de Infraestruturas prevé licitar este mes la primera parte de la obra, que afecta al concello vivariense y al de Ourol, a lo largo de 15 kilómetros, con un presupuesto de 7,88 millones (8,2 con las expropiaciones) con el objetivo de iniciar los trabajos a final del verano. La segunda fase será en Muras y Xermade.

El principal objetivo es mejorar el trazado de la vía, que a partir del kilómetro 5 en Landrove presenta un alto porcentaje de prohibición de adelantamiento, de un 73% en sentido Lugo y de un 83% en sentido Viveiro, y tiene curvas de radio reducido. Para ello Infraestruturas prevé implantar carriles de lentos en rampa en tramos en los que la pendiente supere el 3% y rectificar las curvas más complicadas, de modo que en todo el trazado se pueda circular a 90 kilómetros hora, lo que reduce el tiempo de viaje y aumenta la seguridad.

Viveiro. El tramo vivariense tiene "el trazado más deficiente de toda la carretera", con curvas "que pasarán de un mínimo de 70 metros a 120 metros", según consta en el proyecto, y requiere la intervención "más intensa". La rectificación se extiende desde el kilómetro 5, terminado Landrove, hasta el 8, luego de A Arredoada.

Ya en el kilómetro 5 se proyecta un carril adicional con una longitud de 625 metros y un poco después de su finalización, en el kilómetro 6, se aprovecha para habilitar una zona de cambio de sentido -las más cercanas están en los kilómetros 4,500 y 8,650- que tendrá un carril central para los giros a la izquierda. En el kilómetro 7 también se aumenta el radio de la curva que hay en el tramo anterior al taller y se define un carril para vehículos rápidos de 925 metros de longitud.

Ourol. La primera actuación en el municipio de Ourol es la mejora del cruce de acceso a Merille, en el kilómetro 10,300. En su configuración actual tiene intersecciones en ambos márgenes enfrentadas, lo que "obliga a realizar el cruce de la vía atravesando tres carriles" para los giros a la izquierda desde la derecha. En el nuevo diseño ambas intersecciones estarán más separadas para poder albergar en el medio de la calzada carriles centrales para cada dirección, y no solo para una como existe ahora.

En el kilómetro 14, donde se sitúa el acceso a Ourol, el cruce tiene un problema similar al de Merille que "provoca que para los giros a la izquierda de uno de los accesos sea necesario transitar por la semiglorieta existente del margen contrario, atravesando de forma directa los tres carriles del tronco, con el notable incremento de la peligrosidad". Así, la actuación consistirá en distanciar ambas intersecciones y trasladar la del margen derecho para poder habilitar un carril central para giros a la izquierda. Se mejorará además la seguridad en otra intersección en el kilómetro 15,750.

Nuevo acceso. El acuerdo del Consello da Xunta del 25 de enero de este año en el que se aprobaba definitivamente este trazado demandaba incorporar al proyecto constructivo otro ramal de entrada al núcleo de Ourol en dirección Viveiro en el entorno del kilómetro 15,380, "de xeito que o sentido de circulación do antigo trazado da estrada LU-540 sexa de saída de Ourol, para que o núcleo urbano conte cunha entrada e unha saída pola súa vertente sur".

En los kilómetros 14 y 16 también se plantean sendos carriles adicionales, este último en dirección Viveiro.

La vía soporta un tráfico de 3.541 vehículos al día

Según consta en el proyecto, la vía cuenta con un tráfico de 3.541 vehículos al día, de los que se estima que son vehículos pesados 366, un 10,3%. 

La irrupción de caballos no es algo infrecuente en el vial y, en la segunda fase de los trabajos, se contempla instalar en A Gañidoira un cierre perimetral de la carretera y pasos canadienses en los accesos para tratar de evitar en lo posible el acceso de fauna a la calzada. 

24 meses es el plazo estimado de ejecución de la obra. En su trazado completo de 35 kilómetros entre Viveiro y Cabreiros requiere una inversión de 15 millones de euros.

Comentarios