martes. 22.10.2019 |
El tiempo
martes. 22.10.2019
El tiempo

A Mariña avanza con paso muy lento hacia los coches eléctricos

Coches híbridos del concesionario Toyota y KIA en Barreiros, con tecnologías eléctricas más avanzadas. DMP
Coches híbridos del concesionario Toyota y KIA en Barreiros, con tecnologías eléctricas más avanzadas. DMP
Los talleres deben adaptarse para reparar estos vehículos, pues una manipulación incorrecta puede causar graves lesiones a los mecánicos

Las normas anticontaminación están cambiando el mundo automovilístico. La preocupación por el medio ambiente y los mensajes de las autoridades provocaron la irrupción en el mercado de vehículos con menores emisiones de CO2 o sin ninguna. Este cambio afecta principalmente a concesionarios y talleres, que analizan esta situación de forma muy variada y, por ello, hay opiniones para todos los gustos. 

En A Mariña el proceso está siendo lento y paulatino. Según algunos establecimientos muchas personas no se deciden a comprar un coche totalmente eléctrico por su menor autonomía, la falta de infraestructura para el suministro y, sobre todo, por el precio de adquisición que ronda los 30.000 euros. Además, algunos señalan que son vehículos "para ricos" ya que, además del alto desembolso inicial, el cambio de batería ronda los 10.000 euros. 

En cuanto a las transacciones, en diferentes concesionarios de la comarca explican que existe un incremento en las ventas de los coches de gasolina. Muchos lo achacan al rechazo que transmiten las instituciones, la denominada diéselfobia por algunos puntos de venta, como la reciente polémica por la propuesta del PSOE a Podemos de reducir las emisiones de CO2 a cero antes del año 2040. 

Entre los coches considerados como no contaminantes o, como expresan los relacionados con el sector "menos contaminantes", se encuentran principalmente los eléctricos, híbridos y GLP. Los híbridos combinan un sistema de gasolina con otra energía como la electricidad o el gas. 

En el caso de los GLP –que es el acrónimo de gas licuado del petróleo– es un dispositivo que los últimos años las marcas están incorporando a los coches de serie. Además, cualquier usuario que disponga de un coche gasolina puede añadirle un accesorio para transformarlo en este tipo. En la mayoría de casos, la causa es económica. 

El paso a los coches eléctricos no solo afecta al combustible. Los talleres que quieran atender este tipo de vehículos tienen que cambiar radicalmente. Según afirman desde distintos establecimientos, la energía que fluye por los motores llega a los 500 voltios, por lo que su manipulación incorrecta puede ocasionar consecuencias fatales para los trabajadores. Por ello, los talleres tienen que llevar a cabo reformas para cumplir las normas de seguridad, como zonas habilitadas exclusivamente para este tipo, indumentaria especial para los mecánicos o emplear utensilios reforzados. 

"El aumento en coches híbridos es espectacular"

En un local de venta oficial situado en Barreiros que trabaja con tres marcas, señalan que dos de ellas solo disponen de coches híbridos en cuanto a vehículos menos contaminantes. El gerente asegura que "el crecimiento es espectacular" en este tipo. Según explica, a muchas personas les afectan "las posibles restricciones", como la normativa de la circulación de Barcelona que entra en vigor el 1 de enero. Además, también influye el menor consumo que reportan, suponiendo un "20% o 30%", destaca. 

En cuanto a la otra marca, indica que disponen de modelos de tipo eléctrico, aunque no en Barreiros, pero no suponen un gran porcentaje. Achaca la baja demanda a que hay pocas estaciones para la recarga, "a no ser que tengas una en tu casa".

"Hai poucas instalacións"

En el concesionario de otra marca en Ribadeo dicen que están ofertando "pouco", en referencia a los dos modelos de turismo eléctrico de que disponen, además de varios tipos de furgoneta. Los clientes no acaban de lanzarse porque "hai pouca infraestrutura" de sumistro. También disponen de un taller con todo lo necesario para reparar vehículos eléctricos desde hace tres años, pero "aínda non veu ninguén".

"Algúns usuarios buscan dous tipos de coche"

Otro concesionario consultado en Viveiro indica que vendieron el primer coche eléctrico a un usuario de Foz, con el que está muy contento porque gasta "un euro por cada 100 quilómetros". Sin embargo, explica que la mayoría clientes que compra uno eléctrico dispone de otro de combustible tradicional, "un para a semana e outro para viaxes longas". Añade que no existe mucha demanda por el momento debido a su autonomía –siendo la mayor de mayor alcance de 388 kilómetros–.

"A culpa é das fábricas"

El trabajador de un concesionario de Burela destaca que no disponen de automóviles eléctricos "porque non lles interesa aos fabricantes", ya que asegura que a los de tipo eléctrico no interesa hacerles promoción mientras sigan obteniendo beneficios con los vehículos de combustible tradicional. 

Señala que los coches diésel de última generación –dentro de la denominada norma Euro6D– son "moito máis limpios" que los anteriores de su mismo tipo, pero afirma que son "artículos de lujo". Según dice, los costes de los repuestos son mucho mayores que los diésel más contaminantes, poniendo como ejemplo que cada inyector de este tipo puede llegar a los 1.000 euros o un filtro de partículas alcanza fácilmente los 2.000. 

"Los eléctricos suponen el 10% de las ventas en la provincia de Lugo"

Un comercial que trabaja principalmente con dos marcas por toda la provincia de Lugo explica que en una de ellas "la demanda de los híbridos supone un 20%" del volumen de venta, mientras que la del eléctrico está entre un 8% y un 10%. Asegura que este repunte se produce porque la ciudadanía "está más concienciada con el medio ambiente" además de disponer de un modelo que llega hasta los 450 kilómetros de autonomía. 

En cuanto a los coches que funcionan con combustible tradicional, el trabajador dice que las ventas en los de gasolina se mantienen mientras que descendieron las de los diésel en detrimento de los no contaminantes. 

"A mesma roda nos híbridos dura 5.000 quilómetros máis"

En otro taller burelés, esta vez dedicado a la reposición de neumáticos, el encargado dice que "xa se ven bastantes pola zona –en referencia a híbridos–. Asegura haber cambiado las ruedas de una decena de coches diferentes partes de la comarca durante el último año. Añade que estos tardan "uns 5.000 quilómetros máis en gastar" los mismos neumáticos que los vehículos con combustible contaminante.

"A xente está expectante"

En una representación oficial de Foz, que cuenta con taller con la licencia para instalar el sistema GLP en los vehículos, comentan que los clientes que pasaron por allí "están conformes cos resultados obtidos" en cuanto al gas licuado. Aseguran que el motivo principal para hacer la modificación es económico, pero también por el incremento de la preocupación por el medio ambiente. 

En cuanto a las ventas, aclaran que muchas personas "están a la expectativa" ante los coches eléctricos. Además, apuntan que las dudas provienen de la menor autonomía respecto a coches contaminantes, por lo que se muestran reticentes ante un desembolso que, comparado con el mismo modelo diésel o gasolina puede duplicar el coste. También precisan que durante los últimos dos años descendió el número de vehículos diésel en favor de los que funcionan a gasolina.

"Levo 40 anos no taller e aínda non vin un eléctrico"

El gerente de un taller que lleva abierto cuatro décadas en Burela comenta que durante todo ese tiempo no tuvo que arreglar "nin eléctrico nin híbrido", que ve "para ricos". Indica que las propuestas en torno a la reducción de contaminación están equivocadas, poniendo como ejemplo la pintura de los coches que antes "botábase nun recipiente a agora vai parar ao mar". Además, denuncia que uno de los problemas que perjudica al medio ambiente es la propia gestión de residuos.

"Os coches eléctricos non compensan por agora"

Un taxista de Burela dice que muchos de los compañeros de gremio no dan el paso a implantar un sistema de GLP porque la reforma es "costosa" y según su versión, desde los diferentes talleres que realizan la modificación "non dan garantías". En cuanto a los eléctricos, asegura que en la comarca de A Mariña "non compensan polo momento", puesto que realizan servicios más largos respecto a los taxis que circulan por ámbitos urbanos. 

"Vou e veño a Madrid e gasto menos de 50 euros"

El propietario de un taxi en Ribadeo lleva cinco años usando un sistema GLP. Comenta que fue adaptado y asegura ser es el único que funciona con este sistema "en toda a provincia de Lugo". Entre los motivos de este cambio está el económico. Afirma que "vou e veño a Madrid e gasto menos de 50 euros". También ve en la protección del medio ambiente un plus, pues "contamina máis a electricidade á hora de producila".

Por otra parte, señala que se encontró con una gran cantidad de desinformación a la hora de comprar. Consultó precios en varias concesionarios y los comerciales no sabían que disponían de vehículos con GLP. Eso sí, para los interesados en comprar un automóvil con este sistema recomienda adquirirlo "de serie".

A Mariña avanza con paso muy lento hacia los coches eléctricos
Comentarios