jueves. 21.10.2021 |
El tiempo
jueves. 21.10.2021
El tiempo

Maridaje perfecto

Marta Fernández. RUNPHOTO GALICIA
Marta Fernández. RUNPHOTO GALICIA
Marta Fernández, subcampeona gallega en 5.000, utiliza el atletismo para desconectar de sus estudios de oposición

La noticia es que Marta Fernández (Rinlo, 1999) fue subcampeona hace dos fines de semana en la categoría sub 23 en el Gallego de 5.000 metros al aire libre disputado en Ames (Santiago). Pero eso es solo la superficie. Si rascas un poco dentro de la historia ves a una joven con pasión por el atletismo que lo utiliza a modo de desconexión para afrontar unas oposiciones a maestra que la mantienen pegada al ordenador y a los folios muchas horas al día.

Pero primero hay que hablar de esa carrera. "No contaba con este resultado; de hecho, me estaba cambiando y tuvo que venir mi entrenadora a decirme que tenía premio", afirma Marta. Bajó su marca, que estaba en 21.50 a 21.14. Ella dice que mientras corría "me encontré muy cómoda; salí muy rápido con dos chicas que tiraban mucho al principio, así tuve que controlar, pero me fue muy bien", recuerda. Y eso que las carreras en pandemia no son lo que eran, ya que se sale por tandas "y realmente corres contra el cronómetro, porque las dos chicas con las que compartí el podio ya habían cruzado la meta cuando salió mi tanda", explica.

"El atletismo es una cierta forma de vida, me ayuda a desconectar psicológica y anímicamente"

Este es el quinto año de esta ribadense en Santiago. En los cuatro primeros estudió, y acabó, Educación Física, y ahora empieza "una carrera de fondo, un maratón, por hacer el símil con el atletismo, que son las oposiciones, aunque también estoy estudiando idiomas", dice, y añade que "hay que dedicarle mucho esfuerzo y dedicación y no tirar nunca la toalla", unos valores muy apegados al atletismo.

¿Y cuándo comenzó a hacer atletismo Marta? Pues no hace tanto, cinco o seis años, dice: "Mi madre corría, pero cuando nos tuvo a mi hermano y a mí paró; un verano lo retomó ella junto a mi hermano, y yo lo veía como una locura, pero empecé poco a poco, un kilómetro, dos, andaba... Y hasta aquí", relata. Ahora corren los cuatro "y es bastante chulo", dice.

En Ribadeo entrenaba con la gente del club cuatro o cinco días por semana, pero en Santiago, la mayoría de las veces lo hace sola. "No es lo mismo, siempre es mejor entrenar con gente y a veces quedo con amigos, pero se nota", advierte. Casi siempre es a última hora de la tarde cuando se ejercita, siempre a las órdenes de Ana Ferradás, su entrenadora del Club Atletismo Ribadeo. "Ella me hace un planing semanal dependiendo del objetivo o las carreras que tenga, pero tengo un contacto diario con ella", y añade: "Quiero agradecer el apoyo que me brinda tanto ella como mi familia".

"Depende de cómo lleve los estudios, porque son dos horas y pico de camino, y también de las competiciones que tenga"

Pero, ¿qué es el atletismo para Marta Fernández? "No contaba para nada que se convirtiera en lo que es ahora, una pasión", dice. "Es una cierta forma de vida, me ayuda a desconectar psicológica y anímicamente. Cuando estoy de bajón salgo a correr y me da fuerzas, y luego ves los resultados y que el esfuerzo tiene su recompensa", afirma.

La ribadense alterna los fines de semana que regresa a Ribadeo con los que se queda en Santiago. "Depende de cómo lleve los estudios, porque son dos horas y pico de camino, y también de las competiciones que tenga; la otra semana corrí la media de As Catedrais y fui, pero esta el campeonato gallego era aquí en Ames y me quedé", concluye.

Maridaje perfecto