jueves. 13.08.2020 |
El tiempo
jueves. 13.08.2020
El tiempo

El mar como fuente de inspiración

Álex Fernández (izquierda), Héctor Manasé y Carolina Carmona junto a una de las obras de esta edición. JM PALEO
Álex Fernández (izquierda), Héctor Manasé y Carolina Carmona junto a una de las obras de esta edición. JM PALEO
La edición de Amarte de este año dejará en el mural del puerto de Burela seres marinos que viajan por el cielo, la mujer como protectora de los marineros o el mundo de los sueños

El IV certamen internacional de pintura mural Amarte de Burela empezó este jueves con los primeros bocetos que ocuparán nueve espacios más en el muro del recinto portuario de Burela. Los nueve finalistas de esta edición llegan desde todas partes de España y cuentan con cuatro días para dejar sus obras terminadas. Esta iniciativa, llevada a cabo por el área de cultura, llega a su cuarta edición dentro de un año marcado por la pandemia del coronavirus, que obliga a seguir unas normas, pero es uno de los pocos actos que se puede realizar sin problema.

La mayoría de los finalistas participan por primera vez en este festival, pero otros, como el burelés Héctor Manasé, o Hipólito Xeada, repiten después de haberse llevado una buena experiencia en ediciones pasadas. Este año la provincia lucense tiene una gran representación al contar además de con Manasé y Xeada, con Elvira López (Ribadeo), Diego Anido (Lugo) y Rubén Paz (Lugo). El resto de finalistas provienen de diferentes provincias y comunidades como es el caso de Joseba Fernández (Bilbao), Alejandro Fernández (Vigo), Martín Cal (Ortigueira) y Carolina Carmona (Huelva).

En la mayoría de los casos, estos artistas cuentan con obras hechas por ellos en diferentes lugares de la península. Alejandro Fernández dice que a pesar de dedicarse a esto profesionalmente y de recibir llamadas laborales de diversos sitios, no suele ir a concursos, pero le llamó la atención "poder formar parte disto xunto co resto de murais". En cuanto a Rubén Paz, este joven lucense considera que participar en este certamen es una buena forma para darse a conocer en el mundo del mural y del graffiti "porque é un certame que ten unha proxección internacional".

El hecho de que los murales queden expuestos es un aliciente para muchos de los artistas que se presentan al certamen

Todas las obras están relacionadas con el mundo del mar. En esta edición podremos encontrar homenajes a la pesca del bonito, una actividad tradicional en esta villa costera; distopías en el que los seres marinos viajan por el cielo observando el pueblo de Burela; el mundo de los sueños a través de mar; la figura femenina como protectora de los marineros o el ojo de mar con el que se hace un llamamiento al cuidado de este bien tan preciado del planeta Tierra.

En cuanto al tiempo del que disponen los participantes para trabajar, todos consideran que es suficiente. "Normalmente nos dejan uno o dos días, por lo que tener cuatro es un alivio", explica Carolina Carmona. El veterano del certamen, Héctor Manasé, recuerda que en la primera edición solo pudo asistir dos días, "polo que poder aproveitar este ano os cuatro días é un extra".

Son varias las novedades que se incluyen este año para que toda la gente interesada pueda disfrutar del certamen sin correr ningún riesgo. Esta edición se retransmitirá a través de las redes sociales del certamen y contará con el ganador del año pasado, David Catá, como presidente y nuevo miembro del jurado.

A mediodía del domingo se decidirá el ganador junto con el segundo y tercer puesto, además del mejor artista mariñano. La cantidad de los premios no varía respecto a ediciones pasadas y solo por participar, estos muralistas ya se llevan un pequeño pellizco por el tiempo que dedican a pintar estos murales.

El mar como fuente de inspiración
Comentarios