Madrid se rinde al carisma de Sargadelos

El Club de Periodistas Gallegos en la capital le concedió a la empresa el premio Gallego del Año 2021 por su relanzamiento, historia y diseño
Alberto Leiro, vicepresidente de Sargadelos, recibe de manos de Pilar Falcón el premio. BENITO ORDÓÑEZ
photo_camera Alberto Leiro, vicepresidente de Sargadelos, recibe de manos de Pilar Falcón el premio. BENITO ORDÓÑEZ

Sargadelos dio este jueves un paso más en el largo camino de los reconocimientos que va acumulando y tuvo uno muy especial, la entrega del premio Gallego del Año 2021 que le concedió el Club de Periodistas Gallegos en la capital de España, presidido por Pilar Falcón. Basaron su decisión en que entienden que la empresa inició un camino "de relanzamiento" al que suman "su historia, diseño y tradición".

A la hora de otorgar este galardón, los miembros de la asamblea general del Club tuvieron en cuenta que "esta empresa es un referente nacional e internacional que vuelve al primer plano de la industria, la tradición y el diseño en el mundo de la cerámica". La entrega del galardón tuvo lugar en una gala a la que acudieron un centenar de personas pero que tuvo un gran ausente de última hora: el consejero delegado de Sargadelos, Segismundo García, quien tuvo que quedarse en casa aquejado de una fuerte gripe. En su lugar acudieron el vicepresidente, Alberto Leiro, y el jefe de contabilidad, Antonio Reinante, quienes excusaron la ausencia de Segismundo García por causas de fuerza mayor.

Él mismo les envió el discurso que tenía pensado desarrollar durante su intervención en el acto y que pasó a manos de Alberto Leiro, quien subrayó el "gran privilegio de poder encarnar y representar a una firma que desde hace más de doscientos años ha sabido interpretar y simbolizar el alma gallega y, siempre, rehuyendo el camino fácil del folclore o la tradición ancestral".

Precisamente este punto es uno de los símbolos de la nueva etapa con García a la cabeza, en la que fue avanzando en una diversificación cada vez más y más acusada y fructífera.

Alberto Leiro, vicepresidente de Sargadelos, recibe de manos de Pilar Falcón el premio, y distintas imágenes de la gala celebrada en el restaurante Preciados de Madrid.
Asistentes al acto celebrado en el restaurante Preciados de Madrid. BENITO ORDÓÑEZ

Ellos mismos reconocieron que Sargadelos "buscó y busca la innovación, la vanguardia, en sus formas y decorados, pero representando también nuestras raíces, cuidando unos códigos que nos permiten tener una personalidad inequívoca y de bastante aceptación social".

FIRMA MERCANTIL. Pero también recordaron que, al fin y al cabo, Sargadelos "es una empresa mercantil que vive de sus resultados económicos, de su éxito empresarial". "Nuestra compañía no vive de las subvenciones públicas ni las busca. Tenemos a gala ser libres y autónomos y así queremos seguir siendo", destacaron.

Segismundo García iba a reconocer personalmente que valoraba galardones y honores "con sumo escepticismo", pero también admitía que "el reconocimiento de nuestra marca, de nuestras formas o de nuestros productos son el sostén de Sargadelos".

Tras las intervenciones, tuvo lugar una cena y unas actuaciones musicales. La gala se desarrolló en el restaurante Preciados de la capital madrileña.

José de Cora destaca que los festejos en Galicia llevan "el santo grial" de la fábrica
 
undefined
El vicepresidente de El Progreso, durante su intervención. BENITO ORDÓÑEZ
El vicepresidente y consejero editorial de El Progreso, José de Cora Paradela, fue el encargado de realizar la laudatio en el homenaje celebrado este jueves en Madrid y quiso hacerlo recordando a los presentes que por la historia que acumula esta firma "los gallegos celebran sus festejos con el santo grial de Sargadelos", en referencia a la omnipresencia de las vajillas de la firma en las casas gallegas, muchas veces reservadas para las fiestas, desde hace décadas.

En su intervención, comenzó hablando de su vinculación personal y, sobre todo, geográfica, con el universo Sargadelos, ya que él lleva ligado íntimamente a San Cibrao "durante los 70 años de mi vida". 

En todo ese tiempo contó que pudo desarrollar una vinculación personal, primero con Isaac Díaz Pardo y ahora con Segismundo García «con el que comparto biografía, ya que nos encontramos a los diez años en la misma clase y fuimos desde entonces muchas veces compañeros de juegos». 

En cuanto al rol que juega esta empresa en la actualidad, se refirió a ella como un "símbolo de la belleza, la elegancia, el buen gusto e incluso el buen comer". Aseguró que es "todo un símbolo" y que bajo su punto de vista implica un nivel de categoría estética tan alto en todo lo que hacen que "es necesario mantener ahora y todos los propietarios de la fábrica que vengan, algo que por cierto se está consiguiendo en parte gracias a este premio". José de Cora no se olvidó de que ahora Sargadelos es "un referente de los ámbitos estéticos y un símbolo de Galicia".

Comentarios