jueves. 19.09.2019 |
El tiempo
jueves. 19.09.2019
El tiempo

Los males sin fin del Essure

Macu Iglesias, junto a otras afectadas, en Elche.AMA
Macu Iglesias, junto a otras afectadas, en Elche.AMA

La ribadense Inmaculada Iglesias Rego es una de las integrantes de la plataforma estatal de las afectadas por el Essure, un método anticonceptivo ya retirado del mercado que les está arruinando la vida

CUANDO A Inmaculada Iglesias o Macu, como la conocen todos en Ribadeo, le propuso su doctora en Elche, donde reside actualmente, colocarse un Essure como método anticonceptivo se lo vendió, recuerda, "como un Ferrari" y explica que "resultou ser un 600 usado". El Essure fue un método anticonceptivo de Bayer que se colocaba en las trompas de falopio pero que por todos los problemas que dio ya está retirado del mercado. Ahora la farmacéutica se enfrenta a una catarata de denuncias todavía en los juzgados. Muchas están canalizadas por la plataforma de la que Macu Iglesias forma parte, aunque se queja de "o dificílísimo que é loitar contra estas grandes farmacéuticas e contra o Servicio de Saúde" en su caso valenciano.

Para empezar, recuerda que "nos dicían que non tiña metal; logo aceptaron que estaba feito de níquel, pero acabou sabéndose que tiña máis mineirais, aínda non sabemos cantos. Pero claro, as que éramos alérxicas a algún deses outros materiais, empezamos a ter problemas gravísimos inmediatamente, eu entre elas".

Aunque esto fue algo grave, no fue lo primero que le pasó, porque cuenta que "o que che dicían era que eso non tiña ningún efecto secundario e que a implantación era tan boa que ó día seguinte podías ir traballar. Non sei quen. Case todas tivemos sangrados fortísimos, moitos dores pélvicos. E iso os primeiros días. Despois é cando empezaban os problemas de verdade, cos que aínda teño que estar lidiando e outras moitas mulleres por toda España. Aquí en Elche, onde resido agora, hai moita xente, aínda que onde máis é en Córdoba. Curiosamente en Galicia hai poucas mulleres afectadas. Non sabemos moi ben a razón, pero podemos imaxinala...".

Ante la avalancha de problemas que generó el Essure, el Gobierno estatal acabó por retirarlo del mercado y ya no se puede seguir implantando. Pero para las mujeres que lo llevan y que les va mal con él ya la vuelta atrás es muy complicada. Así, Macu Iglesias cuenta que está sufriendo de fuertes fiobrimalgias, dolores de vientre, problemas estomacales, intestinales, nerviosos e incluso lagunas de memoria "porque ata neso che acaba afectando. Eu fixen un montón de probas de alerxias, e danme positivas a un montón de metais, que decían que non formaban parte do Essure, pero vaia se os tiñan. E os que aínda non sabemos".

Además de ocultar los minerales que lo componían, Macu Iglesias se queja de que antes de colocárselo, en el servicio valenciano de salud, no le hicieran las correspondientes pruebas de alergia que serían necesarias.

MALA COLOCACIÓN. En cuanto a su implantación, es igualmente problemática, porque apunta que muchos se rompieron o se les soltó algún trozo que se quedó en el interior del vientre de la mujer "e andan soltos por aí, así que che pode tocar calquer cousa: unha perforación de útero, de trompas, intestinal... Depende. Eu coñecín moitos casos distintos".

Los efectivos secundarios son todo tipo de dolores desde loa abdominales a problemas digestivos o fibromialgias, entre otros

Y luego hay otras cuestiones, como su eficacia "porque a min puxéronmo e resultou que ós tres meses fixéronme un TAC e comprobaron que estaba embarazada. Dame moitísimos problemas dixestivos e non poden quitalo".

La única opción que manejan es la de un vaciado total, algo de lo que ella se queja amargamente "porque esto é todo culpa do Servicio Valenciano de Salud, que non comprobaron o que tiñan que comprobar con este método, lanzáronse a dalo e agora estamos nesta situación".

Sobre su lucha para tratar de paliar esta situación, está siendo muy larga y problemática: "A min chegaron a cambiarme datas de consulta, eso por non falar de cando cho vendían como algo marabilloso. Ibas a planificación familiar e vendíancho como algo extraordinario no que nin había que pasar por quirófano. Todo mentira. Empezaban as hemorraxias, as inflamacións... Eu iba ó médico e decíanme que nada, que estaba todo perfectamente. E como a min, ás demais". Y reflexiona que "se chegaron a retirarlle do mercado un medicamento a Bayer, por algo é".

También apunta que aunque se supone que todo esto se inició en el año 2004 "hai casos de 2002. Como é posible se aínda non estaba aprobado? Pois iso pasou".

Los males sin fin del Essure
Comentarios