miércoles. 15.07.2020 |
El tiempo
miércoles. 15.07.2020
El tiempo

Llegan los primeros eventos

Jesús Louzao, en los jardines de su establecimiento, en Area. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Jesús Louzao, en los jardines de su establecimiento, en Area. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Pequeñas bodas, bautizos y comidas de empresa retornan al calendario del restaurante Louzao

La vuelta a la actividad de la hostelería ha animado a quienes tenían celebraciones pendientes a realizar ya esos eventos, que van desde bodas a bautizos pasando por comidas de empresa, con despedidas de compañeros que se jubilan o han retirado en las últimas semanas incluidas. Las primeras fechas ya asoman en el calendario, según reconoce el el gerente del restaurante Louzao, enclavado en Area (Viveiro).

El establecimiento, que es todo un referente en este tipo de eventos, tiene previsto para mediados de junio un bautizo y para finales del mismo mes espera una boda. Se trata de eventos aplazados por el Covid-19, "que eran para facer en marzo e serán agora porque xa se poden facer de novo", debido a la flexibilización que lleva aparejada la fase 2 de la desescalada, en la que se encuentra la comunidad autonóma desde este pasado lunes 25 y que permiten eventos de hasta 100 personas al aire libre y 50 en espacios cerrados, siempre manteniendo la distancia social y las medidas de higiene.

Jesús Louzao explica que tienen ya programadas varias celebraciones para los meses de "junio y julio, que se farán excepto que volva todo para atrás", algo que espera que no ocurra.

Se trata de eventos de pequeño tamaño, que además coinciden en fines de semana diferentes y que reunirán a 80, 30 o 25 personas. El establecimiento vivariense dispone de espacio suficiente, con salones amplios e independientes en que es posible desarrollar dichas celebraciones sin que se mezclen los participantes con otros usuarios del local y respetando además las medidas de seguridad exigidas.

Las celebraciones aplazadas mantienen su programa con la obligada variación de fechas

Las celebraciones serán tanto al aire libre como en el interior, según la preferencia de los organizadores. El hecho de contar con un local de 500 metros de superficie permite la realización cómoda de estos eventos con la máxima separación posible entre los comensales que compongan las mesas de participantes.

Los impulsores de los eventos aplazados optan en su mayoría por mantener las características de la celebración que habían previsto, con la variación obligada de la fecha, dado que cuando pretendían realizarla, resultó imposible llevarla a cabo.

Jesús Louzao explica que "a xente en xeral está desexosa de vir tomarse algo ou comer, estamos abertos dende o pasado 11 de maio e notamos cautela á hora de acudir ao local, pero tamén vemos que hai alegría", destaca el hostelero vivariense, quien asegura que "a xente quere xuntarse cos amigos".

La rápida reapertura del restaurante Louzao ha permitido que su veterano personal se haya puesto al día con celeridad en lo concerniente a los protocolos y las medidas de seguridad a seguir para garantizar un servicio de calidad a la clientela, al tiempo que han podido pulir todos los aspectos para mejorar la atención según las necesidades que han apreciado. El empleo de medidas de protección por parte de estos profesionales, así como el refuerzo de las labores de limpieza e higiene del establecimiento, con incorporación de las nuevas exigencias, son prioritarias en este momento para avanzar en el proceso, según el gerente.

Llegan los primeros eventos
Comentarios