miércoles. 12.08.2020 |
El tiempo
miércoles. 12.08.2020
El tiempo

Liberty quiere integrar San Cibrao en su grupo europeo, pero Alcoa no vende Alúmina

José Antonio Zan, junto a otros miembros del comité, tras la reunión de este jueves en Lugo. SEBAS SENANDE
José Antonio Zan, junto a otros miembros del comité, tras la reunión de este jueves en Lugo. SEBAS SENANDE

La actual propiedad solo está abierta a negociar la venta de aluminio con las cubas paradas, e insiste en seguir con el Ere.

Liberty House es el grupo inversor británico interesado en la adquisición del complejo industrial de San Cibrao con la intención de integrarlo en su estructura europea de su filial Alvance, dedicada a la producción de aluminio. La intención de Liberty House es hacerse con la plantas de Aluminio —amenazada por un Ere para 534 empleados— y Alúmina, pero Alcoa no contempla la venta de la refinería de alúmina, cuya propiedad entera no le pertenece, ya que el 40% es de un grupo australiano.

La multinacional norteamericana está dispuesta a estudiar un proceso de venta de la planta de aluminio, siempre que se proceda previamente a la parada ordenada de las cubas, "ya que un proceso de negociación de este tipo requiere tiempo para ejecutarse y su éxito es incierto".

La dirección de Alcoa comunicó este jueves a los representantes de los trabajadores, en una reunión celebrada en Lugo, de la recepción de una carta en la que Liberty House expresa interés en adquirir la planta sancibrense, pero sin hacer ninguna propuesta concreta.

El comité le planteará a Traballo que demande una prórroga del proceso de despidos al aparecer un comprador

El comprador que puja por la fábrica de San Cibrao coincide con sus actuales propietarios "al reconocer los problemas de la planta de aluminio para asegurar su viabilidad, en particular en lo que se refiere al coste de la energía", indicaron fuentes de Alcoa. Sin embargo, no especifica "cómo piensa resolver este problema, que es una de las causas principales de sus importantes pérdidas", agregó un portavoz de la empresa.

La planta de aluminio pierde un millón de euros a la semana, según Alcoa, que ve necesario frenar esta sangría con urgencia. "Si las cubas se paran de manera ordenada, el coste de reiniciar las series de electrólisis sería considerablemente menor que las pérdidas sufridas por la planta en un año", precisan desde la firma aluminera.

El presidente del comité de San Cibrao, José Antonio Zan, reclamó una nueva reunión de la mesa multilateral con todas las partes implicadas, en la que también esté presente Liberty House, para valorar su propuesta.

Zan recalcó que el grupo británico "dispuesta a comprar las dos plantas y mantener el complejo unido y hacer un sistema integral de aluminio en Europa". Desde San Cibrao, Liberty House proveería de alúmina a sus plantas de Dunkerke, en Francia, y Escocia. Zan señaló que la propuesta "suena bien", pero considera necesario mantener un encuentro con el inversor para "ver el alcance" de su proyecto industrial. "Si un grupo tan potente se interesa por la planta, eso quiere decir que tiene futuro y viabilidad", subrayó.

La oferta de Alcoa pasa por parar las cubas y efectuar el despido colectivo de 534 trabajadores antes de entrar a valorar la oferta de Liberty House. La situación es similar a la vivida en las fábricas de Avilés y A Coruña, con la diferencia de que el grupo que formula la oferta es «un serio competidor de Alcoa y un prestigioso agente industrial», precisaron desde el comité.

Los sindicalistas lamentaron la insistencia de Alcoa en hibernar las series de Electrólisis, "ya que originará importantes pérdidas", y expresaron su desacuerdo con que se divida el complejo con una posible venta de la planta de aluminio y no de la alúmina

La empresa proseguirá con las negociaciones del proceso de consulta previo al Ere, que concluye el martes próximo. Desde el comité de empresa sostienen que el Gobierno debe intervenir la factoría para evitar el cierre y los despidos. "El Estado y la Xunta no pueden permitir a esta multinacional que cierre la fábrica solamente por sus propios intereses".

Si un grupo potente se interesa por la planta, eso quiere decir que tiene futuro y viabilidad», asegura José Antonio Zan.

Los representantes de los trabajadores se reunen este viernes en Lugo con una representación de la Consellería de Economía, Emprego e Industria, encabezada por el conselleiro Francisco Conde. Los sindicatos le plantearán a la autoridad laboral que demande a la empresa la paralización del proceso de despido colectivo "ante el cambio sustancial de las condiciones del mismo ante la aparición de un nuevo comprador", lo que obliga a contar con más tiempo para negociar una posible venta sin aplicar medidas traumáticas para los operarios.

Traballo no tiene competencias para anular el proceso de despidos, pero sí puede plantear a Alcoa una nueva prórroga "con el fin evitar que se produjese un Ere en falso si finalmente se alcanza acuerdo de adquisición", manifestó José Antonio Zan.

El Gobierno vuelve a pedir a Alcoa la venta de la factoría
El Gobierno volvió a pedir a Alcoa que negocie la venta de la planta de San Cibrao  ahora que ha aparecido un inversor "solvente", que "garantizaría el empleo y las capacidades industriales" en la comarca de A Mariña.
El Ministerio de Industria trabajó de forma "discreta" para encontrar un comprador para la planta.
El Ejecutivo central también ha pedido a la Xunta que, como autoridad laboral, "tenga en cuenta a este nuevo actor" y se plantee una paralización del Ere, a la espera de confirmar si se efectúa la venta.
Respecto a la intervención temporal de la planta que reclama el comité de empresa, las mismas fuentes indicaron que lo que pretende el Ministerio es lograr la venta de las instalaciones.

 

Liberty quiere integrar San Cibrao en su grupo europeo, pero Alcoa...
Comentarios