martes. 25.01.2022 |
El tiempo
martes. 25.01.2022
El tiempo

La hija de la octogenaria fallecida en Viveiro se salvó porque pudo subirse a la encimera

Tromba de auga en Viveiro. AMA
Tromba de auga en Viveiro. AMA

Los efectivos de emergencias tuvieron que entrar por la claraboya

El sargento de los Bomberos de Viveiro (Lugo), José Veiras, ha señalado que la hija de la octogenaria fallecida el domingo a la noche en la localidad a causa de un tromba de agua pudo salvar la vida porque se subió a la encimera de la cocina, dado que la riada entró de forma súbita en la casa que compartían y el nivel subió hasta cerca de los dos metros en apenas segundos.

Aunque las primeras informaciones apuntaban a que la hija se encontraba en el segundo piso de la vivienda, Veiras ha dicho a Efe que ambas estaban en la planta baja y, de hecho, la superviviente tuvo que ser trasladada al hospital con síntomas de hipotermia. Tuvieron que entrar por una claraboya.

El jefe de los Bomberos ha explicado que "fueron alertados para achicar agua" como consecuencia de las "intensas lluvias", pero al llegar al casco urbano comprobaron que la situación era mucho más grave de lo que en un principio se podía esperar.

"Cuando llegamos al punto y vimos cómo estaba Viveiro, con calles prácticamente intransitables a causa de las fuertes lluvias y de la pleamar, decidimos dividirnos en dos grupos de trabajo, de modo que uno se dirigió hacia el centro histórico y el otro partió hacia la Xunqueira", ha relatado.

"Y al llegar a la Xunqueira nos enteramos de que faltaban dos personas", ha continuado, de modo que "todos nuestros esfuerzos se centraron en localizarlas", hasta que "conseguimos información fidedigna" de dónde podían estar.

La única opción viable para entrar en la casa, ha apuntado, era acceder por el tejado de la vivienda, por lo que organizaron el operativo y lograron entrar en el interior del inmueble, un edificio próximo al convento de Valdeflores. Una vez dentro, localizaron a la hija con vida y a la anciana ya cadáver.

De hecho, ha puntualizado que la planta baja de la vivienda, al ceder la puerta de entrada por la subida repentina del caudal y entrar el agua en la casa, se convirtió en una especie de ratonera, dado que las puertas quedaron bloqueadas y no pudieron acceder a los pisos superiores, porque les fue imposible abrirlas.

En cuanto a lo que se encontraron los servicios de emergencias este lunes en Viveiro, ha comentado que quedan restos, suciedad y barro en las calles, pero la situación está en estos momentos "controlada". 

Entraron por la claraboya
El comisario de la Policía Nacional en Viveiro, Jesús Seco, explicó este lunes que la tormenta provocó una tromba de agua, lo que hizo que el arroyo que pasa por Valdeflores se desbordase.

La fuerza del agua condujo, a causa de este fenómeno meteorológico adverso, a que la puerta de "la última casa que está antes del monasterio de Valdeflores", en la Xunqueira, se viniese abajo, explicó en declaraciones a la prensa, por lo que la planta baja, donde estaba la anciana, quedó inundada.

Según el comisario, en la segunda planta de la casa estaba la hija de la víctima, que se vio sorprendida y no pudo hacer nada por salvar la vida de su madre, a cuyo cuerpo se le practicará este lunes la autopsia "para determinar las causas exactas de la muerte", detalló.

 

La hija de la octogenaria fallecida en Viveiro se salvó porque pudo...