EL MENÚ DE...

Alejandro Balseiro: "Lo del Km0 lo hicimos siempre"

El restaurante Nito de Viveiro, con dos soles en la Guía Repsol, mantiene la excelencia con el producto por bandera ► Ahora vienen los calamares en tinta y el bonito en rollo

Alejandro Balseiro, en la terraza del restaurante Nito con la playa de Area al fondo. JOSÉ Mª ÁLVEZ
photo_camera Alejandro Balseiro, en la terraza del restaurante Nito con la playa de Area al fondo. JOSÉ Mª ÁLVEZ

Lo del Km0 que está tan en boga actualmente, defiende Alejandro Balseiro, lo lleva haciendo el restaurante Nito desde siempre: "Mis padres llevan 52 años comprando el mejor producto en las lonjas de Celeiro y de Burela; algo que antes no se ponía en valor nosotros lo llevamos haciendo toda la vida", afirma, pues el pescado y el marisco de cercanía y de temporada que ahora también elige él como gerente siguen siendo el buque insignia del negocio y nunca fallan. 

El salpicón con bogavante es uno de los "platos estrella" del restaurante, donde también son muy afamados los calamares en tinta y el bonito en rollo que entrarán en la carta en breve, en unos quince días. La palometa roja o el san martiño que al horno "son un espectáculo" o la merluza de Celeiro a la gallega son otros de los platos más demandados en el establecimiento de Viveiro, donde el rodaballo, la lubina o el lenguado "son productos que casi siempre están en la carta y no pueden faltar, así como las almejas, berberechos, percebes o el bogavante". 

La cocina del Nito se basa en mimar este producto de primera calidad con pocos aderezos. "Lo que sí tratamos es de estar muy al tanto de buscar el punto exacto de las cocciones, las temperaturas y los tiempos concretos para respetar el producto y ponerlo en valor, que es lo más importante", subraya el gerente, quien considera que "sin un buen producto no puede haber una buena cocina". 

"Mis padres llevan 52 años comprando el mejor producto en las lonjas de Celeiro y de Burela", asegura Alejandro Balseiro

Los reconocimientos acompañan a este restaurante a lo largo de su trayectoria y este año revalida los dos soles en la Guía Repsol —en la provincia solo los tiene el España en Lugo—. "Al final el reconocimiento más importante es el cliente del día a día, que salga satisfecho y lo vuelvas a ver comiendo en la casa, pero que valoren tu trabajo es un chute de energía y se agradece. Es un orgullo ser uno de los mejores restaurantes de la provincia", comenta. 

Alejandro Balseiro, que también es sumiller profesional, destaca la "interesante" bodega del restaurante, "con añadas antiguas y especiales de vinos buscados. Es un valor añadido que tenemos en el negocio, al que le apasione el mundo del vino tiene la opción de poder experimentar distintas alternativas cada vez que venga a la casa, tiene mucho donde escoger y eso es muy importante para que no se haga monótono". 

El restaurante tiene una clientela cercana que lo mantiene vivo todo el año pero también nota la afluencia de turistas y por fortuna las perspectivas son que "va a venir un buen verano".

Salpicón de bogavante
Salpicón de bogavanteIngredientes: Bogavante azul de la costa local. Para la vinagreta: aceite, vinagre, huevo duro, pimiento rojo, pimiento verde, cebolla y perejil. 

Preparación: Cocemos el bogavante, cuando atempere lo pelamos y lo reservamos en la nevera. Hacemos la vinagreta con dos partes de aceite y una de vinagre y mezclamos con un poco de huevo duro, pimiento rojo, pimiento verde, cebolla y perejil, todo picado muy finamente. A continuación cortamos el bogavante en tacos, se macera con la vinagreta y listo para servir.