jueves. 17.10.2019 |
El tiempo
jueves. 17.10.2019
El tiempo

Juzgan la agresión de una mujer a varios trabajadores del Hospital da Mariña

Hospital de Burela. ÁLVEZ / AMA
Hospital de Burela. ÁLVEZ / AMA

El Ministerio Fiscal ejerce la acusación contra una vecina de A Mariña cuyo nombre responde a las iniciales MV.V.L. a la que se acusa de ser la presunta autora de un delito de atentado y otro leve de lesiones al haber agredido a diverso personal del Hospital Público da Mariña en el mes de junio de 2017, cuando ingresó para ser sometida a una operación quirúrgica. Se da la circunstancia de que la acusada está diagnosticada con un retraso mental leve y una psicosis injertada que la propia Fiscalía reconoce que le producen alteraciones de su conducta. Pese a ello, el fiscal entiende que dichas enfermedades no son una eximente total del delito que presuntamente cometió, si no solo una "eximente incompleta" y le reclama once meses de prisión, el pago de las costas del juicio y una indemnización de 300 euros a una celadora a la que agredió.

Según el relato que el Ministerio Fiscal hace de los hechos, la acusada ingresó el día 28 de junio de 2017 para ser sometida a una operación quirúrgica al día siguiente. "Sin razón aparente, la acusada comenzó a discutir con el personal sanitario insultado a varios de ellos y propinando grandes gritos, por lo que se dio aviso al vigilante de seguridad", apunta la Fiscalía, que continúa indicando que al llegar el guardia de seguridad se encontró con que la mujer trataba de golpear al personal con una muleta y le pegó a él mismo.

Tras tramitársele un alta voluntaria, se buscó una silla de ruedas para llevarla fuera del hospital, pero la Fiscalía afirma que "la mujer seguía completamente fuera de sí y se tomó la decisión de llevarla a Urgencias por si fuera necesaria una valoración psiquiátrica". Cuando la acusada escuchó eso, "golpeó con grandes patadas desde la silla a una celadora, una enfermera y una traumatóloga". Lesionó a la primera de ellas.

La Fiscalía atestigua que la acusada está afectada de retraso y psicosis y que esas enfermedades "afectan a sus capacidades psíquicas superiores influyendo en su inteligencia, que está por debajo de la normalidad, el contenido de su pensamiento, a su impulsividad y agresividad, con dificultad para controlar sus impulsos". "Por tanto, en el momento de los hechos la acusada presentaba afectadas sus capacidades intelectivas y volitivas", concluye.

Juzgan la agresión de una mujer a varios trabajadores del Hospital...
Comentarios