La Invernal de Galicia regresa a Mondoñedo

La concentración de motos se celebrará el 19 y 20 de marzo con excelentes previsiones al ser de las primeras que se puede recuperar
Grupos de mujeres llevan el grueso de la organización de la concentración motera. AEP
photo_camera Grupos de mujeres llevan el grueso de la organización de la concentración motera. AEP

Mondoñedo calienta ya motores para recibir a los participantes en La Invernal de Galicia, con la que se estrenan las concentraciones de motos en la comunidad y una de las primeras del año en España, tras Pingüinos y Motauros. La mariñana, la Ruta N-634 Cidade de Mondoñedo, vuelve con mucha fuerza y ganas y el número de preinscritos ya triplica a estas alturas el que había en años anteriores. "Hai moitas ganas de volver a xuntarse, de volver coller a moto, de volver a vivir", asegura Miguel Arias, el presidente del motoclub mindoniense.

Una entidad con cuarenta socios y en la que las mujeres llevan un gran peso en la organización de la ruta, que este año se celebra los días 19 y 20 de marzo y se prevé que sea por todo lo alto. Los promotores tienen muchas ganas de quitarse la espinita de las tres cancelaciones en los últimos cuatro años: 2020 y 2021 por el covid y en 2018 por la ciclogénesis Félix. Una racha de mala suerte que quedará enterrada este año, con la presencia límite de 400 inscritos, para lo que prevén este viernes cerrar las preinscripciones –tienen más de 160– para que queden plazas disponibles para anotarse al inicio de la concentración.

Participantes ► El tope se fija en 400 y ya hay más de 160 preinscritos

Una cifra que llenará Mondoñedo de motos y de gente, pues a los participantes se suman familiares que acompañan a los inscritos, que llegarán prácticamente de todo el territorio nacional, pues ahora mismo ya hay reservas de gente de Madrid, Barcelona, Valladolid, León, Asturias y, por supuesto, de Galicia. Participantes que se alojan tanto en hoteles como en el pabellón de deportes, donde se habilita una zona de acampada, con duchas.

PROMOCIÓN. Una gente a la que invitan a convivir con otros moteros, pero también a disfrutar "do pobo máis bonito do mundo", cuenta Arias sobre una ciudad de la que es uno de sus mejores embajadores. "Temos un entorno privilexiado e a xente queda abraida da nosa catedral e das rúas empedradas e moitos veñen agora en moto e logo volven coa familia porque lles gusta", afirma el presidente del motoclub sobre una promoción turística que se completa con la entrega con las inscripciones de diversos folletos que aporta la oficina de turismo. "É unha boa maneira de publicitar todo o bo que temos", agrega.

Turismo ► La cita es un revulsivo para que se conozca la ciudad

Una sintonía con el Ayuntamiento que es total, hasta el punto de que es el mejor colaborador. "A verdade é que non nos podemos queixar, porque pórtase xenial e axúdannos moito", reitera Arias.

La concentración arrancará el sábado a mediodía con la apertura de las inscripciones, con las que se entrega un imán motero, hecho a mano en el alfar de la asociación Artesanía Os Muíños, un pin, una camiseta y el derecho a una consumición y un pincho de la afamada empanada mindoniense, a lo que se suman las magdalenas del Rei das Tartas que se ofrecen en el desayuno del domingo. Una gastronomía tradicional que se complementa con la cena del sábado y la comida del día siguiente, que se harán en la Finca San Antonio.

Miguel Arias, presidente del motoclub mindoniense. AEP
Miguel Arias, presidente del motoclub mindoniense. AEP

La cita cuenta con otros numerosísimos atractivos, como la instalación de un toro mecánico, animación, juegos, música y diversos sorteos, además de la presencia de una tatuadora que se desplaza desde Euskadi. Unas actividades que se repartirán por la ciudad y se reserva la Praza da Catedral para la fiesta nocturna, con el Grupo 2.com y la orquesta Principal. Entre la actuación de uno y otro se hará la entrega de premios en las diversas categorías.

Actividades ► Serán muy variadas e incluyen verbena con carpa

Una fiesta que se desarrollará en el interior de una carpa de gran tamaño, donde se instalará una tarima de madera para comodidad de los músicos y que terminará con una gran queimada. El domingo, harán una ruta turística y se dará por terminada la cita tras la comida.

Un fin de semana "precioso pero intenso" en el que los socios del motoclub, que rondan el medio centenar, se afanan para que todo salga a la perfección. "Para nós é unha fin de semana de moito traballo", recuerda Miguel Arias, que lleva ocho años como presidente de un club que surgió de la gran afición que hay en el municipio por las dos ruedas "e hai moitas mulleres". La concentración fue un paso más y escogieron el nombre llevando al terreno local la famosa carretera que atraviesa los Estados Unidos, la Ruta 66.

Comentarios