Inmoxerión: "Si el Concello hubiese avisado del estado de O Celeiriño, no habría caído"

Un exsocio de la promotora declaró en el juzgado de Viveiro. Los letrados deben enviar conclusiones por escrito en cinco días

Un momento del juicio, en el juzgado vivariense. JOSÉ MARÍA ÁLVEZ
photo_camera Un momento del juicio, en el juzgado vivariense. JOSÉ MARÍA ÁLVEZ

El exsocio de la firma Inmoxerión José Manuel Carnota compareció este miércoles en el juzgado número 1 de Viveiro en la prueba final solicitada por la parte demandada dentro de la reclamación de daños en el barrio de O Celeiriño efectuada por el Concello. El que fuera administrador de la empresa, ahora liquidada, aseguró que si les hubiesen advertido del estado del barrio y las calles para adoptar una técnica constructiva "no estaríamos todos aquí, si nos comunicasen ese problema, del que era conocedor el Ayuntamiento y no nos hubiesen dado licencia no estaríamos aquí", insistió ante la pregunta de la letrada de Euromontaxe, María Jesús Ferreiro.

El representante de la promotora del edificio considera que existió "falta de información" por parte de la entidad local respecto a la situación del terreno, que también dijo que "conocían todos los vecinos, excepto nosotros", y se mostró convencido de que haberles otorgado así la licencia provocó el derrumbe del barrio.

También señaló que "antes de ser propietarios del solar ya hubo un corrimiento y el Ayuntamiento tuvo que enviar allí tierra", algo de lo que dijo que se enteraron después. El promotor indicó que posteriormente "hubo una época de muchas lluvias, no sé si lo saben, pero por debajo de las casas corría agua, cuanto más excavabas generabas un problema mayor". También supo que se retiró la viga durante el vaciado del solar, pero no recordaba el día exacto ni tiene conocimientos técnicos sobre cómo se hizo.

El letrado del Concello, demandante en este caso, Pablo Lois, le inquirió sobre si tuvo reuniones con el Cooncello o los vecinos para tratar de solucionarlo tras los primeros daños. El exsocio de Inmoxerión precisó que "los daños eran anteriores a nosotros" y que personalmente no se reunió para eso, pues lo hizo el arquitecto y también socio Javier Nogueiras, "que era el que tenía los conocimientos, los demás queríamos hacer una promoción". Entiende que pudo ser para solucionar los daños registrados y sí reconoció encuentros previos para la concesión de la licencia.

El magistrado dio por concluida la vista con esta manifestación y reclamando a los abogados de las partes cinco días para presentar las conclusiones por escrito, como se propuso al término de la primera sesión del juicio, el pasado 6 de junio, que acabó sin acuerdo entre los letrados.

Comentarios