Iniciado el movimiento de tierras del área de servicio de la A-8 en A Xesta

Movimiento de tierras en la zona del área de servicio. AEP

El empresario mindoniense Carlos Folgueira espera tener lista en Semana Santa una zona con una gasolinera, cafetería, restaurante y tienda con productos propios de A Mariña

Comenzaron los primeros trabajos para la explanación de los terrenos de la nueva área de servicio que el mindoniense Carlos Folgueira, el empresario conocido popularmente como O Rei das Tartas, va a levantar en la salida de la autovía A-8 en el término municipal de Abadín, a 200 metros de la rotonda de acceso a la zona de A Xesta.

Después de una serie de atrasos provocados por cuestiones burocráticas, ya que Folgueira hace ya tiempo que tenía intención de haber comenzado con la ejecución de las obras, los trabajos de movimiento de tierra comenzaron esta misma semana y el promotor de la obra confía en que todo esté finalizado de cara a la Semana Santa del año que viene.

PUNTO ESTRATÉGICO. Esta zona es estratégica dentro del discurrir de la Autovía del Cantábrico. Desde mayo Folgueira tiene licencia de obra para poder operar en los 6.000 metros cuadrados de los que dispone en las inmediaciones de O Fiouco.

La existencia de una estación de servicio en ese punto es importante y una demanda de numerosos colectivos

Hará una estación de servicio con cuatro pistas de surtidores que va a estar abanderada por la multinacional Repsol.

El propio Carlos Folgueira explica que "imos ter unhas instalacións moi modernas, con cafetería e restaurante con capacidade para entre 120 e 130 comensais, duchas, estancia para a lactancia dos bebés da xente de viaxe e dúas terrazas, unha delas panorámica na planta superior".

Se trata, por lo tanto, de un área de servicio de concepción europea, más que de inspiración española, donde es más complicado encontrar este tipo de instalaciones, incluso en autovías de largo recorrido como puede ser la propia A-8.

Además de lo ya mencionado, en el entorno se podrá disfrutar también de un parque infantil y otro canino.

Todo ello supondrá que Carlos Folgueira invierta un total de 1,2 millones de euros en un proyecto que en realidad él mismo reconoce que está planteado como un homenaje a su padre, que falleció hace ya 24 años.

OFERTA INTERIOR. Por eso mismo los productos que le dieron fama, especialmente las tartas cuyo nombre le llevaron por prácticamente todo el mundo, se podrán encontrar allí. Junto a ellas, chocolates que ellos mismos elaboran también y, acompañándolos, todo tipo de productos vinculados a la comarca de A Mariña para que los viajeros puedan realizar compras de productos que, de alguna forma, sean significativos del lugar por el que están circulando en este momento.

DEMANDA. La existencia de una estación de servicio en ese punto es importante y una demanda de numerosos colectivos y gente de la zona, así como sobre todo de los usuarios habituales de la A-8, Folgueira reconoció a este diario hace un tiempo que se trata de un proyecto ambicioso en el que tiene depositadas muchas esperanzas y confía en que ahora no encuentre más problemas.