lunes. 26.07.2021 |
El tiempo
lunes. 26.07.2021
El tiempo

Imputado un conductor por alcoholemia positiva tras ocasionar un accidente en Barreiros

Un conductor que dio positivo en alcoholemia a raíz de un accidente ocurrido en Barreiros es objeto de imputación por un delito contra la seguridad vial. El joven, vecino de Lugo y de 26 años, era hijo del titular del vehículo e inicialmente manifestó que él no conducía, pero fue descubierto al presentar una marca del volante realizada en su brazo al saltar el airbag.

En las pruebas de alcoholemia realizadas arrojó tasas de 0,79 y 0,71 milígramos por litro de aire espirado, por lo que superaba ampliamente las tasas máximas establecidas de alcohol, razón por la cual lo citaron para comparecer en juicio rápido en el juzgado de primera instancia e instrucción número 2 de Mondoñedo.

El accidente en cuestión se produjo el pasado 23 de agosto a las once de la noche a la altura del kilómetro 6,200 de la carretera LU-P-0610, que une la playa de Altar con Reinante, en Barreiros. El automóvil implicado se salió de la vía y causó daños en la barandilla metálica, resultando ilesos los ocupantes.

La Guardia Civil inició una investigación de los hechos, dándose la circunstancia de que dos de los usuarios del turismo siniestrado se acusaban mutuamente de ser los conductores, motivo por que se realizan pruebas de alcoholemia a estas dos personas, arrojando ambas resultado.

Los agentes pudieron comprobar que el joven tenía marcas de una especie de rozadura con los símbolos bien visibles de la marca del vehículo en su antebrazo derecho, verificando que únicamente se las pudo producir si conducía el vehículo, ya que las mismas van insertadas en la tapa central del volante y al saltar el airbag le tatuó las marcas descritas.

Al verse descubierto, el joven cambió su versión confirmando que era el conductor del turismo en el momento del siniestro.

La Guardia Civil recuerda que la conducción de un vehículo de motor o ciclomotor bajo la influencia de bebidas alcohólicas, y en todo caso cuando se condujere con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro, constituye un ilícito penal que puede acarrear penas de prisión de hasta seis meses de duración.

Imputado un conductor por alcoholemia positiva tras ocasionar un...