El IES Dionisio Gamallo pide psicólogos para gestionar el regreso a las aulas

Las familias de los jóvenes fallecidos en el accidente de Xove están recibiendo apoyo desde el primer momento, pero se encuentran destrozadas y aún no pueden recibir visitas

Banderas a media asta en el consistorio de Ribadeo por los jóvenes fallecidos en el accidente de Xove. P.V
photo_camera Banderas a media asta en el consistorio de Ribadeo por los jóvenes fallecidos en el accidente de Xove. P.V

La dirección del IES Dionisio Gamallo de Ribadeo, que encabeza Modesto Refojo, estableció este domingo un primer contacto con el departamento de Inspección de la Consellería de Educación porque considera que necesitan directrices para el regreso a las aulas, ya que las víctimas mortales del accidente en Xove —en el que fallecieron cuatro jóvenes este sábado— tienen familiares en el centro. "A situación é complicada despois dunha traxedia desta magnitude, polo que imos falar co Colexio de Psicólogos de Galicia para ter uns protocolos na volta ás aulas", señalaron desde el instituto. 

El objetivo es que les puedan prestar "un tratamento integral da dor, responsable e profesional, na que tanto o alumnado como o profesorado poida facer unha xestión emocional nas mellores condicións posibles", agregaron. 

La comunidad educativa del centro, conmocionada por lo ocurrido, manifiesta su dolor y afecto a las familias, que están complemente destrozadas, razón por la que están recibiendo atención de especialistas del Grupo de Intervención Psicológica en Catástrofes y Emergencias (Gipce), desplazado hasta Ribadeo por el 112 de Galicia para tratar de ayudarles a afrontar este duro golpe. Ante esta tragedia se muestran profundamente abatidos, por lo que son otros familiares los encargados de ocuparse de la organización de los funerales. Por ello, se solicita expresamente que se les dé tiempo, porque ahora no están en condiciones de recibir visitas ni condolencias. De hecho, quienes intentaron hablar con ellos no pudieron hacerlo. 

Personas cercanas y amigos de los familiares reclaman prudencia para no divulgar comentarios infundados en las redes sociales

Los familiares cercanos reclaman asimismo prudencia en las redes sociales a la hora de difundir comentarios sobre el presunto fallecimiento del joven Daniel C.R., quien continúa hospitalizado en estado grave en el Hula. Este domingo volvieron a repetirse estos rumores infundados que provocan un gran daño a los familiares del joven que están en la localidad y a sus amigos, a quienes sobresaltan estos bulos. 

La mayoría de los implicados en el accidente integraban una pandilla muy amplia de Ribadeo, cuyos componentes están profundamente afectados. Son jóvenes deportistas, colaboradores y alegres, pero la tragedia les golpeó de la peor de las maneras. De hecho, varios tuvieron que ser atendidos el sábado por ataques de ansiedad en el centro de salud. 

Situación extraña

Esta tragedia llegó al inicio de una semana vacacional para muchos españoles y Ribadeo es uno de los polos turísticos del norte lucense, por lo que desde este domingo la localidad está llena de visitantes que, en su gran mayoría, no tienen constancia de la magnitud de lo ocurrido. 

La ocupación hotelera es alta y los turistas transitan por las calles ajenos al dolor que atenaza a los ribadenses y mariñanos, lo que crea un ambiente extraño en el que la consternación del vecindario, que no habla de otra cosa, contrasta con el periodo festivo que tratan de aprovechar los visitantes.