jueves. 02.04.2020 |
El tiempo
jueves. 02.04.2020
El tiempo

El humor mariñano como vacuna ante el coronavirus

Andrés Vidal. FACEBOOK
Andrés Vidal. FACEBOOK
El alfocense Andrés Vidal elaboró un vídeo que ya tiene más de 22.600 visualizaciones donde censura la llegada de foráneos a A Mariña para pasar la cuarentena y muestra como en el mundo rural no necesitan ir al supermercado teniendo el congelador lleno
 

El humor sirve en momentos de angustia y temor, como el que estamos viviendo, de contrapeso. Las sonrisas son un dique de contención ante el miedo que provoca el coronavirus y su expansión por toda España y en el mundo. Los números, que se multiplican día a día, alarman, y el confinamiento desespera, pero vídeos como el de Andrés Vidal Orol, más conocido como Andrés de Vilas, hacen la tragedia más llevadera. 

A Andrés se le ocurrió el pasado fin de semana poner su granito de arena para cambiar angustia por humor. Y lo hizo con un vídeo que se ha convertido en viral, con más de 22.600 reproducciones en apenas 48 horas. "Non é normal o que está a pasar", dice Andrés, "non me parece normal que veña a xente das cidades cando están en cuarentena e que asalten os supermercados", explica Andrés, que en el vídeo hace una crítica, con retranca, a aquellos que se desplazaron desde las ciudades, sobre todo Madrid, a las segundas residencias para pasar el confinamiento."Eu penso que cada un tiña que quedarse na súa casa", señala.

En el video, Andrés muestra cómo "os da aldea" no necesitan salir de casa para ir al supermercado. Enseña cómo utilizan el congelador para abastecerse de comida, mostrando bolsas con carne de cerdo, de ternera, conejos o incluso grasa para cuando se acaba el aceite. También mostró una alternativa al papel higiénico, que son los "felgos, como fixen eu de pequeno e aquí estou", relata.

Vilas insiste en que "hai que ser solidarios e quedarse na casa" y advierte de que bastantes personas le han parado por la calle para felicitarle por realizar esta grabación. "Si non chegamos a estar en cuarentena e vou polos bares téñome que ir para casa do agobio" asegura, entre risas. Andrés está empleado en el sector de la madera y, por ahora, sigue trabajando, porque en su sector no han parado. 

"O vídeo fixeno a modo de retranca, porque eles queixanse cando veñen ás casas rurais de que o galo canta as sete da maña pero cando teñen un problema veñen aquí sen solidariedade ningunha", argumenta Andrés, que relata una anécdota ocurrida el domingo en O Valadouro. "Nun local de hostelería de Ferreira, que é panadería e cafetería, foron uns madrileños e pediron uns viños, pero o dono díxolles que no podía servirlles e penso que montaron unha, dicianlle ‘pero que más che dá, se xa estás aberto’, e o dono invitounos a marchar". 

TOXIZA. Este no es el primer vídeo de humor que hace Andrés de Vilas. Él pertenece al Toxiza Clube de Montaña y en la presentación de la carrera que organizan actúa como Doctor Vilas y habla sobre el particular método de nutrición que deben seguir los deportistas para acabar estas pruebas de larga distancia utilizando los productos que regala la organización en la bolsa del corredor. "Nos non queremos darlles geles ou barritas; na bolsa do corredor vai mel, fabas ou a tarta de Mondoñedo e iso é o que teñen que utilizar para afrontar a carreira", explica. Afirman que ahora han puesto en marcha un nuevo programa "onde enchufamos o corpo do corredor ao ordenador e xa che di a cantidade exacta de mel ou fabas que necesita", dice con una sonrisa en la boca.

TRABAJO FORESTAL
Un sector que aún no está confinado

Andrés Vilas vive con inquietud todo lo que está pasando con esta pandemia, como cualquiera. "É o que nos tocou vivir", dice. Él trabaja en el sector de la madera, y por ahora siguen yendo a trabajar "pero isto cambia dun día a outro e mañá pódennos mandar parar e haberá que ir para casa", explica.

MARATÓN DE SERIES. Vilas afirma que él lo lleva bien. "O sábado non saín da casa. Púxenme a ver a terceira tempada de Élite e estiven todo o día ata que a acabei de ver", cuenta. Su familia (tiene dos hijos) también se está adaptando como puede a la nueva situación. Uno de sus hijos, Javi, es un enamorado del ciclismo, e incluso compite de forma federada en categorías inferiores. «Javi fai rodillo, algo de ximnasia, deberes e ve a tele. A nena fai alguns exercicios de ximnasia rítmica na casa. Non temos problemas», subraya.

DÍA A DÍA. Este alfocense también acude diariamente a la casa que era de su madre, que también esta en Valadouro. "O domingo fomos alí, porque teño animais", explica. Por ahora, Andrés no tiene previsto hacer ningún vídeo más al respecto de esta crisis. "De momento non, é cando che ven a inspiración, como aos escritores, no momento", explica. también reconoce que aunque ha recibido muchos aplausos por su vídeo, también ha habido críticas, algunas muy duras.

El humor mariñano como vacuna ante el coronavirus
Comentarios