lunes. 19.04.2021 |
El tiempo
lunes. 19.04.2021
El tiempo

La hostelería apuesta por renovarse y ampliar terrazas para no desaparecer

Terraza de Las Titas. D.V.
Terraza de Las Titas. D.V.
Los establecimientos mariñanos potencian los espacios abiertos o cubiertos con carpas

Las restricciones de la pandemia han llevado a los establecimientos de hostelería a potenciar las terrazas y espacios abiertos para evitar su desaparición, aunque la meteorología condiciona el aprovechamiento de esos espacios. Sin embargo, la Semana Santa marca un punto de inflexión, dado que la climatología más benigna favorece que vecinos y visitantes opten por salir más de terraceo.

El Punto Galego de Cantarrana ejemplifica los cambios registrados en el último año. Su gerente, Domingo González, explica que "isto cambiou moito co covid, está variando a forma de consumo e obríganos a innovar a nós tamén. Antes traballábamos ben o comedor —situado en el entresuelo— coas ceas, pero neste último ano non se pudieron celebrar comidas nin eventos, polo que era ruinoso mantelo, xa que é grande, para 70 persoas", indica.

La amplitud del local, de 90 metros, hizo que decidiesen apostar por dedicar una parte del bajo a terraza abierta. Son 40 metros cubiertos por la propia placa del establecimiento, por lo que su superficie está incluida dentro de la establecimiento, lo que también le exime del pago de la tasa de terrazas, de la que el Concello liberó a la hostelería también este año a causa de los cierres temporales que le impidieron funcionar de manera continua.

"Búscanse espazos abertos, para facilitar a concurrencia, e para nós habilitar a terraza é unha forma de facer viable o negocio, xa que no último ano quedamos sen as festas que atraían maior afluencia, como o Resu ou a Semana Santa. Por iso, reinventámonos para poder saír adiante, porque senón o local estaba condenado a desaparecer", señala González.

El Punto Galego de Cantarrana reabrió totalmente acondicionado y con terraza abierta en la parte frontal

Disponer de un local grande le ha permitido realizar la obra y reabrir al público durante la jornada del jueves, después de acondicionarlo por completo y apurar los últimos retoques. El establecimiento mantiene la decoración vikinga, con sus bóvedas y escudos originales que lo hacen acogedor. La reforma incluyó la ampliación de la cocina, que es central y que dará también servicio al Bora Bora, otro local de la misma gerencia, con terraza al Parquemar, espacio que amplió gracias al permiso municipal otorgado a los hosteleros para que puedan salir adelante durante la pandemia.

EN EL EXTERIOR. Domingo apunta que "de cara ao verán o futuro vai ser dar comidas nas terrazas, as ceas chegarán no momento no que nos deixen, porque os locais sen terraza, como o Temple ímolo ter máis difícil se volve a producirse unha redución de aforos, pois a facturación baixa considerablemente, sobre todo cando non se pode servir en barra e xa non digo cando non se permiten clientes no interior. Cos aforos limitados non é rendible".

La Taberna, en Cantarrana, apuesta por una terraza natural, que funciona bien cuando el tiempo acompaña. En este caso es abierta y con sombrillas. Las Titas, situado en San Cibrao, impulsa igualmente su terraza frontal, que en este caso aprovecha el resguardo que ofrece una carpa incorporada al efecto para que la clientela se anime a visitarles.

La hostelería apuesta por renovarse y ampliar terrazas para no...
Comentarios