miércoles. 20.01.2021 |
El tiempo
miércoles. 20.01.2021
El tiempo

El hielo convirtió las vías mariñanas en una trampa

Coche volcado en Lourenzá. AMA
Coche volcado en Lourenzá. AMA
Siete accidentes en Lourenzá con dos heridos y tres en Barreiros podrían deberse a las placas sobre las carreteras

Las primeras horas del sábado se convirtieron en una trampa en las carreteras mariñanas, debido a las placas de hielo que dejaron las bajas temperaturas. Lourenzá registró siete accidentes de circulación con dos heridos y en Barreiros hubo cuatro. La noche del viernes al sábado también dejó otros dos siniestros en Burela con daños materiales.

Los dos siniestros con heridos tuvieron como escenario la parroquia de San Adriano, en el municipio laurentino, y ocurrieron entre las diez y las diez y media de la mañana del sábado. Las placas de hielo existentes en la calzada presumiblemente provocaron la salida de vía de un turismo Citroën en A Pateira, que terminó volcado y con el conductor herido. Se quejaba de dolor en la espalda. Una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico y Protección Civil atendieron este siniestro, junto al 061 que trasladó en una ambulancia al Hospital da Mariña, en Burela, al conductor del vehículo, que sufrió daños considerables.

Otro percance se produjo casi a la misma hora en la recta de Santo Tomé. Un vehículo BMW acabó sobre una tajea. Un familiar desplazó al conductor a un centro sanitario al quejarse de dolor causado por el cinturón. Hubo que avisar a una grúa en ambos casos para retirar los vehículos siniestrados. La villa laurentina registró otros cinco accidentes junto a la semicurva de la gasolinera. Los vehículos acabaron junto a las aceras con desperfectos y sin heridos.

Los bomberos de Barreiros atendieron otros tres percances en la carretera LU-122, por Vilamar, debidos también al hielo. Un camión de reparto de leche y dos turismos se salieron de la vía por esa causa. Fue necesario ayudarles a salir de las tajeas y colaborar en su retirada para restablecer el tráfico. Otro coche se salió al lado del cámping de Reinante.

La nieve y la helada ocasionaron también dificultades para circular por el alto de O Fiouco. Protección Civil de Mondoñedo sacó a dos vehículos que quedaron atascados al patinar, uno del servicio de ayuda en el hogar y otro de un particular. Ocurrió en Cimadevila, parroquia de Vilamor, a las once de la mañana. Además, cortaron la carretera que une Lindín con A Calzada para evitar el tránsito por ella, debido a su pendiente y al hielo.

La Guardia Civil de Luarca interceptó a un vecino de Navia que accedía en sentido contrario a la A-8 y triplicacba la tasa de alcohol

El siniestro de A Casilla, en Burela, se produjo cuando un coche salía hacia Cervo y golpeó a otro estacionado y este impactó contra una farola. Fue a las once y media de la noche, misma hora que otro ocurrido en O Campón, en que un turismo que iba dirección Foz se llevó por delante una farola y un semáforo, lo que afectó al alumbrado público. No hubo heridos.

EN SENTIDO CONTRARIO. Además, una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico de Luarca interceptó a un conductor de Navia que circulaba en sentido contrario en el acceso a la Autovía del Cantábrico desde la N-634, a la altura de Tapia de Casariego y que triplicaba la tasa de alcohol permitida. Los guardias lograron parar al conductor hacia la una menos cuarto de la madrugada cuando estaba en el kilómetro 528,200 de la A-8, a la entrada de la autovía.

El hielo convirtió las vías mariñanas en una trampa
Comentarios