Henar Cobas y Candela Villarmea jugarán el Nacional júnior femenino con el Ensino

Las dos jugadoras dejaron la pasada temporada el CB Burela para enrolarse en el club lucense con el que ahora se proclamaron subcampeonas gallegas
6ee702bc-f945-4b4f-bbb5-8435e9cb2fbc
photo_camera Henar Cobas (izquierda) y Candela Villarmea, con el Ensino. EP

Uno de los dos representantes gallegos en el campeonato de España júnior femenino será el Ensino Lugo, que cuenta en su plantilla con dos jugadoras mariñanas: Henar Cobas y Candela Villarmea. Ambas forman parte de la plantilla que se proclamó subcampeona gallega el pasado fin de semana y viajarán junto al resto de sus compañeras para estrenarse en un Nacional que tuvieron muy cerca en su etapa en el CB Burela. Ahora, ambas muestran su alegría y su ilusión por poder disfrutar de una experiencia con la que soñaban cuando apostaron por el Ensino. 

"No fue una decisión fácil, pero era una oportunidad y quería dar un paso más en el baloncesto, desde luego que no me arrepiento", aseguró Candela, respecto al cambio de Burela por Lugo, algo que también explica Henar. "Es evidente que es un cambio brusco porque pasas de vivir con tus padres a vivir sola y además tienes que adaptarte a un nuevo equipo, a un nuevo instituto. Pero personalmente no me costó demasiado y creo que es una experiencia muy enriquecedora tanto a nivel personal como deportiva", dijo.

Ambas agradecen a sus compañeras de equipo que le facilitaran su adaptación. "Me hicieron sentir a gusto desde el principio, creo que tenemos una piña muy buena y eso también me ayudó a nivel académico" dijo Candela. 

Las dos jugadoras coinciden en mostrar su ilusión por jugar el campeonato de España. "Será la primera vez que participe en un Nacional y siento los nervios lógicos, pero también una alegría inmensa. Espero vivir una experiencia inolvidable, en Burela estuvimos a punto de clasificarnos en infantiles y nos quedamos a un punto, esta vez podremos disfrutarlo", señaló Henar. En la misma linea se manifiesta Candela. "Es una oportunidad que no se da todos los días, una espina clavada que no pudimos vivir en Burela por muy poco y que ahora vamos a disfrutar aquí, estamos todo el equipo orgullosas porque llevamos trabajando mucho durante la temporada para recoger este premio", manifestó.

Tanto Henar como Candela compaginan sus estudios con el baloncesto y asumen la dificultad de alcanzar el profesionalismo. "Con disciplina y organización se pueden compaginar ambas cosas a este nivel, pero sabemos que dedicarse de manera profesional es muy complicado. Pero el primer gran paso está dado, yo animaría a todas las chicas que quieran avanzar en el deporte que se atrevan a hacerlo", dijo Candela.

También Henar piensa de forma parecida. "En Burela ya hacíamos bastantes sesiones de entrenamiento, así que a nivel académico no es un gran problema hasta ahora. Lo que sí es evidente que llegar a vivir profesionalmente del baloncesto es algo que parece casi imposible, pero yo quiero seguir jugando mucho tiempo aunque no sea al más alto nivel. También me encantaría ser entrenadora y de hecho estoy haciendo el ciclo de iniciación con el Ensino", concluyó la jugadora burelesa.

Comentarios