martes. 25.01.2022 |
El tiempo
martes. 25.01.2022
El tiempo

Guardianas del legado

Chus Rivas, con su padre David, frente a las piezas de chuletón de vaca que se sirven este mes. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Chus Rivas, con su padre David, frente a las piezas de chuletón de vaca que se sirven este mes. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Chus y Mar Rivas mantienen la esencia del Palacio de Cristal de Burela, que tiene en las carnes, los mariscos y los arroces su esencia

Mantener la tradición fue la apuesta de Chus y Mar Rivas cuando se pusieron al frente del restaurante Palacio de Cristal de Burela. "Se algo funciona non hai motivo para cambialo", reconoce Chus, quien defiende que "é un negocio que funcionou sempre moi ben e que á xente lle gusta, así que mantemos o legado dos nosos pais, que está moi ben". Y es que en tiempos en los que la innovación parece reinar en muchos sectores, hay quien cada vez apuesta más por mantener la tradición y si es alrededor de una mesa siempre funciona.

Dar continuidad al trabajo de siempre hace que el local mantenga las señas de identidad que lo convirtieron en un referente para degustar carnes, mariscos y arroces en la costa lucense. Clientes tanto de la comarca como de fuera repiten alrededor de sus mesas para degustar un producto de calidad cocinado de manera sencilla para ensalzar su sabor. "Contar cunha boa materia prima é a base de todo e sempre ofrecela cunha boa elaboración e sinxela para que ensalce o seu sabor", indica Chus, que subraya que la relación entre la calidad y el precio también es un atractivo para los comensales.

Cocina | Se basa en un buen producto elaborado de forma sencilla

Este parece ser el secreto del éxito, al que habría que añadir el hecho de sorprender de vez en cuando a la clientela con jornadas especiales que sacan lustre a sus básicos. Como en estos momentos que está en marcha el Mes del chuletón de vaca. "O chuletón sempre sae moito e estas xornadas teñen moi boa acollida porque se lle dá unha volta e se completa con un menú especial", indica Chus. Así, hasta el próximo día 2 es el protagonista de un menú especial que cuenta con la cecina de León con virutas de foie y los pimientos del piquillo con anchoas y queso como entrantes y se sirve acompañado de patatas y pimientos de Padrón. La propuesta, que incluye postre, café y chupito, tiene un precio de 32 euros por persona y se sirve para un mínimo de dos. "Estes días está vindo moita xente da zona que escoitou que estamos con esta xornada especial e tamén hai moitos clientes que se achegan a comer e ven as pezas nos chuleteiros e anímanse a probalo, ao igual que moitas persoas que veñen a fin de semana e se suman a este menú", indica Chus.

Apuesta | Las jornadas gastronómicas se suceden durante el año

Estos días el protagonista es el chuletón, pero a lo largo del año son otros los productos que se convierten en objeto de jornadas especiales. Por ejemplo los arroces, entre los que sin duda el favorito es el de bogavante, el centollo, los percebes, el pulpo o la carne de Angus. "Organizar xornadas gastronómicas é un xeito de ofrecer algo diferente á oferta que hai todos os días", explica Chus, que subraya que son propuestas que siempre funcionan muy bien entre la clientela precisamente por ese añadido que permite "saír da rutina".

ACTIVIDAD. El Palacio de Cristal va poco a poco saliendo del túnel en el que sumió la pandemia al sector hostelero. "Todo aquilo que organizamos está tendo moi boa acollida e nótase que a xente está anima a saír e a consumir, aínda que cumprindo sempre coas medidas de seguridade", reconoce Chus, que indica que a pesar de estar ya llegando a diciembre todavía se nota la llegada de visitantes durante los fines de semana, lo que contribuye, sin duda, a mover el sector. En su caso además tienen el hotel con el mismo nombre y A Cétarea, en el puerto, por lo que que los turistas sigan llegando es un soplo de aire muy bienvenido. "Estamos encantados de que veña a xente", asegura Chus entre risas. Y es que la crisis sanitaria dejó bajo mínimos la actividad durante meses y ver su reactivación es una alegría para el sector, que ya vivió un buen verano.

Navidad | Empiezan a animarse las reservas para cenas

Ahora toca encarar la Navidad, unas fechas que siguen estando marcadas por la incertidumbre ante el comportamiento que está teniendo el virus, pero la gente parece animada a no dejar de disfrutar unos días tan señalados. "Polo de agora xa temos reservas para ceas, sobre todo de empresas, aínda que adoitan a ser de pequenos grupos, afirma Chus, que subraya que este tipo de actos contarán con limitación de aforo para minimizar los riesgos.

Para la ocasión, en El Palacio disponen de menús especiales "a bo precio" lo que contribuye, sin duda, a la que la gente se vaya animando y no pierda ni el espíritu navideño ni el festivo.

Guardianas del legado
Comentarios