El Gobierno explorará para la venta de Alcoa "todas as alternativas posibles"

El Delegado en Galicia, Pedro Blanco, anticipa que quien compre Alcoa tendrá que ser "un comprador industrial" que además será "solvente", "fiable" y "que aposte por manter os empregos"
Factoría de Aluminio en San Cibrao. JOSÉ Mª ÁLVEZ
photo_camera Factoría de Aluminio en San Cibrao. JOSÉ Mª ÁLVEZ

El Delegado del Gobierno en Galicia, Pedro Blanco, envió varios mensajes muy claros a los responsables de Alcoa ante la situación de la fábrica de San Cibrao en una entrevista concedida a Radio Galicia de la Cadena Ser, dando prácticamente por sentado que se va a entrar en un proceso de venta de la misma para el que puso ya una serie de condicionantes que, anticipó, serán los que marque el Ejecutivo central en el proceso de venta. Para empezar, el responsable del Gobierno en Galicia anticipó que quien se haga con la fábrica tendrá que ser un propietario que sea ·"un comprador industrial" que, además, tiene que ser "solvente" y "fiable". Y a ello añadió algo fundamental para los trabajadores de la factoría sancibrense: "Ten que apostar por manter a unidade de aluminio primario na Mariña".

Blanco, con todo, admitió que la situación por el momento no está aclarada en absoluto porque reconoció que se encuentran ante "un escenario novo" en el que tanto el Gobierno al que representa como "o resto de actores implicados" van a tener que explorar las posibles alternativas existentes en torno al futuro de la fábrica de aluminio "nun marco de total confidencialidade".

En todo caso, sí reseñó que ahora mismo están "vixitantes" y que su posicionamiento está "do lado dos traballadores" en el sentido de que considera importante que Alcoa encuentre la mejor solución posible. Esa solución a la que se refiere pasa por el mantenimiento tanto de la actividad industrial como de todos los empleos existentes en la fábrica.

En esa entrevista a Radio Galicia-Cadena Ser aprovechó para enviar un recado a la Xunta apuntando que "agardo contar coa súa implicación nesta cuestión xa que é a que ten a competencia en materia industrial na comunidade".

Otro de sus mensajes fue dirigido directamente a Pittsburgh, donde está la sede de Alcoa, para decir que sintió "unha gran decepción con la compañía norteamericana por su comportamiento y dijo confiar en que "esta vez o anuncio de venda non sexa unha estratexia". 

Comentarios