sábado. 04.04.2020 |
El tiempo
sábado. 04.04.2020
El tiempo

Un ganadero de Ribadeo será juzgado por intentar ahogar a una veterinaria

Audiencia Provincial de Lugo. AEP
Audiencia Provincial de Lugo. AEP

Se abalanzó sobre ella al acudir a un control lechero y tuvo que pedir auxilio a los vecinos. El hombre padecía depresión grave

El jueves está previsto que se celebre en la Audiencia de Lugo el juicio por tentativa de homicidio a una veterinaria por parte del titular de una explotación ganadera que se abalanzó sobre ella e intentó ahogarla cuando la mujer acudía a efectuar un control lechero en la granja. La Fiscalía solicita cinco años de prisión para el hombre por un delito de homicidio en grado de tentativa y tiene en cuenta que el procesado, sin antecedentes penales "presentaba en el momento de los hechos un episodio depresivo grave que contribuyó a afectar a sus capacidades cognitiva y volitiva".

Según el relato de los hechos que efectúa el ministerio fiscal, sobre las ocho de la mañana del 6 de enero del 2017, el hombre se arrojó sobre la veterinaria que acababa de llegar a la explotación. "Sin mediar palabra y con el propósito de acabar con la vida de la mujer, se abalanzó sobre ella, tirándola al suelo y agarrándola fuertemente por el cuello con intención de ahogarla, debiendo ir en ayuda de esta el hermano del procesado que estaba en el lugar, frustrando el criminal propósito del hombre, el cual lejos de persistir en sus intenciones logró zafarse de su hermano y cogió un palo, dirigiéndose nuevamente a la veterinaria, la cual logró escapar para pedir auxilio a unos vecinos, y siendo finalmente detenido el procesado en sus intenciones por su hermano", señala el escrito de acusación.

La mujer sufrió una herida en la cabeza a pesar de que el hermano del agresor lo detuvo por dos veces de sus intenciones

El caso fue instruido en el juzgado número 1 de Mondoñedo, que especifica que la veterinaria sufrió varias lesiones: herida inciso-contusa en la zona occipital, contusión en zona costal derecha y estrés postraumático, que precisaron para su atención de exploración diagnóstica, analgesia, profilaxis antitetánica, ansiolíticos, sutura de la herida y rehabilitación, tardando en curar 53 días, de los cuales en 10 no le fue posible realizar actividades básicas de la vida diaria, quedándole como secuelas una cicatriz de cuatro centímetros en la cabeza.

PROHIBICIÓN DE ACERCARSE. Tras lo ocurrido, el juzgado de instrucción número 1 de Mondoñedo impuso al procesado la prohibición de aproximarse a la veterinaria, así como a su domicilio, lugar de trabajo o lugar donde ella se encontrase, a una distancia inferior a los 200 metros, o comunicarse con ella por cualquier medio.

El fiscal, además de la pena señalada, también solicita que el hombre no pueda acercarse o comunicarse con la víctima durante ocho años. También quiere que el ganadero asuma las costas del proceso judicial e indemnice a la mujer con 3.000 euros por las lesiones que sufrió.

Un ganadero de Ribadeo será juzgado por intentar ahogar a una...