viernes. 28.01.2022 |
El tiempo
viernes. 28.01.2022
El tiempo

La riada se cobra una vida y deja daños cuantiosos en Viveiro

La víctima era vecina del barrio de Xunqueira, el más afectado ► Coches destrozados y bajos inundados, entre los principales daños

Una vecina del barrio de Xunqueira, en Viveiro, perdió la vida este domingo víctima de las riadas que asolaron zonas de la villa fruto de una inesperada tromba de agua. La fallecida, Amparo Berdeal Camba, tenía 83 años. 

Las fuertes lluvias sorprendieron a la mujer en la parte baja de su vivienda, ubicada cerca de un riachuelo. Una zona que resultó muy castigada por las tormentas que azotaron A Mariña y en la que los accesos estuvieron cortados durante unas horas.

Los bomberos se desplazaron hasta la casa de la víctima, que en el momento de la tragedia estaba acompañada por su hija. Esta tuvo que ser atendida por una crisis nerviosas.

El agua arrastró varios coches desde un taller de la curva de Xunqueira hacia Valdeflores, en donde la puerta del convento terminó por reventar. Las pérdidas, según las primeras estimaciones, superan las decenas de miles de euros.

La tromba de agua sorprendió a Viveiro alrededor de las 23.00 horas. El río Labrada se desbordó, al no dar tiempo a que se abriera la compuerta debido a que empezó a llover intensamente y de manera repentina. Arrastró troncos y cuanto halló a su paso y provocó anegamientos en las calles.

El concejal de obras, Jesús Fernández Cal, se preguntaba por qué en los pronósticos del tiempo no se advirtió de esta posibilidad, ya que solo se habían producido avisos para el sur de España.

El agua llegó a alcanzar 10 centímetro de altura por la Avenida de Cervantes y la zona de la rotonda de A Misericordia también se llenó de agua debido a la intensidad de la tormenta. La Policia Local tuvo que parar los coches que cruzaban el puente hacia Viveiro para evitar riesgos. Protección Civil, los bomberos del parque comarcal de Viveiro, la Policía Nacional y personal de Viaqua, la concesionaria del servicio de abastecimiento y saneamiento de agua, trabajaron intensamente en la zona de la estación de autobuses, al quedar totalmente inundada.

Además, el campo anexo al colegio Luis Tobío también estaba igualmente anegado. Prácticamente hubo incidencias por toda la ciudad, pero los locales de hostelería fueron los más afectados.
En Celeiro, parte de la Rúa Grande se quedó sin luz durante bastante tiempo y en la madrugada de este lunes, no funcionaba el alumbrado público.

COSTA. Con respecto al estado del mar, fue una jornada de marejada fuerte, con olas de 3,5 a 5 metros.

La riada se cobra una vida y deja daños cuantiosos en Viveiro
Comentarios