jueves. 12.12.2019 |
El tiempo
jueves. 12.12.2019
El tiempo

Foz se une a las demandas del comité de Alcoa, que retoma hoy las protestas

Mari Losada.JOSÉ Mª ÁLVEZ
Mari Losada.JOSÉ Mª ÁLVEZ
Comerciantes y hosteleros de la localidad participarán en la concentración prevista para las ocho de esta tarde en la plaza Conde de Fontao al reconocer que una parte muy importante de su clientela está relacionada está relacionada con la aluminera

Prácticamente todos los negocios de Foz muestran los carteles de la concentración -a las ocho de esta tarde en la plaza Conde de Fontao- para exigir una solución al problema energético que acucia a la industria aluminera con los lemas "Eu tamén vivo do aluminio" o "Alcoa sálvase loitando", un acto en el que están invitados a participar todos los mariñanos y especialmente los focenses. Comerciantes y hosteleros de la villa apoyan la reivindicación del comité tras el parón por las elecciones sindicales y cerrarán en solidaridad para unirse a la concentración, pues en la continuidad de esta industria reflejan su futuro.

"Que menos que solidarizarnos con eles e apoialos en todo o que faga falta", expresa Moncho Castro de la Pastelería Cafetería Anduriña, quien avanza que en su negocio harán "todo o que estea na man" para "facer forza" y que se escuche la petición de los trabajadores de lograr una solución para que pueda continuar la actividad industrial.

En el caso de este negocio hicieron una valoración de lo que supondría no contar con la clientela relacionada con la fábrica y "un 30% traballan ou dependen de Alcoa, e indirectamente moito máis", dice el dueño, que considera que "A Mariña é case unha cidade lineal, desde Ribadeo a O Barqueiro en todos os concellos traballa moita xente en Alcoa e se pecha vaise notar segurísimo".

En la tienda Nº1 en Zapatillas, Santina Prieto y Verónica Fernández estiman en "un 90%" la gente de su alrededor que está relacionada con la fábrica o sus auxiliares -también sus maridos o hermanos-, por lo que no tienen ninguna duda a la hora de cerrar el negocio para participar en la concentración y animan a hacerlo al resto de establecimientos focenses. "Deberiamos pechar todos e saír á rúa, temos que apoiarnos os uns aos outros", sostienen las dependientas, que creen que mucha gente todavía no es consciente de lo que supone contar con esta industria y "a cantidade de familias que poden vivir diso".

Santina Prieto comenta que no solo son vecinos de Foz, sino que cita empresas del polígono de Barreiros que también realizan trabajos para la multinacional, y nota "preocupación" entre los empresarios locales ya que si falta esa fuente de trabajo pondrán encima de la mesa la opción de emigrar. "Incluso os nosos homes que traballan alí comentan que se terán que ir fóra", dice, y razona que si en un matrimonio con hijos pequeños e hipoteca se queda sin el sueldo de la fábrica el balance "non dá, ou quedas na casa pechado ou volves ás terras coma antes para comer catro tomates".

Verónica Fernández defiende que hay que luchar ahora unidos "porque despois non valen lamentacións" y reseña el "medo" que se está instalando por la incertidumbre. "A fábrica tampouco deixa as cousas claras, non di o que vai pasar. Veste asentado e de repente é todo unha incógnita", lamenta.

En sus "trinta anos de cara ao público" Mari Losada, actualmente dependienta en la frutería Milfrut, que también se adhiere a la concentración, tuvo cientos de clientes que dependen directa o indirectamente de la fábrica. "Claro que preocupa, vai ser malo para todos porque hai moita xente empregada alí e moita xente que é a que nos defende aos negocios. A gran parte compra en Foz", señala la focense.

Aurora Vila, de la tienda de complementos Xanela, cree que el cese de la actividad industrial sería "malo para toda A Mariña. Pobres de nós, teremos que pechar todos", dice, pues "se a xente non ten cartos ou queda no paro, non gasta", y añade que tampoco ayuda la incertidumbre de no saber lo que pasará. "Como se empece a notar que pecha, xa por medo a xente gastará menos", señala, pero precisa que por el momento no ha notado que suceda.

"Creo que perjudicaría a todo el mundo, porque genera un montón de puestos directos e indirectos, también en Foz. La gente que vive aquí gasta aquí, está claro", apunta Juan Aldavero desde Óptica Miró, un negocio que cierra a las ocho, por lo que no tendrá que adelantar la hora habitual para participar en la concentración.

Foz se une a las demandas del comité de Alcoa, que retoma hoy las...
Comentarios