martes. 20.10.2020 |
El tiempo
martes. 20.10.2020
El tiempo

"Foi un accidente e estamos ben"

El Sapilo, atracado en el puerto de Burela, donde tenía su base. EP
El Sapilo, atracado en el puerto de Burela, donde tenía su base. EP
El armador y patrón del Sapilo, con base en Burela, fue uno de los tres rescatados en Foz al hundirse el barco tras chocar contra unas rocas

Hacía poco más de tres cuartos de hora que el Sapilo, un barco de Burela y que faena al palangre había salido de su puerto base cuando, muy cerca de Foz, la embarcación sufrió una vía de agua tras chocar en unos bajos de rocas frente a la playa focense de Llas, en el entorno de la zona denominada como As Penas Doval, y contra la que pudieron colisionar por un error en el sónar de la embarcación, aunque es algo que deberá determinar la investigación. "Estabamos navegando cara a Foz e o aparato marcaba media milla por fóra", explica sobre el incidente sucedido en la madrugada de ayer José Manuel Prado, el armador del Sapilo y uno de los tres integrantes de la tripulación, en la que ejerce como patrón.

La colisión provocó una vía de agua que les obligó a lanzar una llamada de emergencia, que Salvamento Marítimo recibió a las 4:26 de la madrugada. Fue el centro de Fisterra el que coordinó el dispositivo de rescate, para lo que se movilizó con urgencia al helicóptero Pesca 2 de la Xunta de Galicia, con base en Celeiro, adonde fueron llevados los tres tripulantes, sanos y salvos, tanto que no precisaron asistencia médica por encontrarse bien.

"Foi un accidente e aos que andamos no mar nos pasa na auga, como lle ocorre cun coche aos que conducen ou teñen accidentes os que van en tractor e están cansos de ir nel. Para min foi o primeiro susto e podía pasar sen el", asevera el patrón, quien reitera que los tres estuvieron bien en todo momento y conscientes de lo que ocurría. Aunque es difícil precisar el tiempo en una situación de máxima tensión, dice que el barco no se fue a pique rápido, sino que tardó en hundirse.

A las 5:43 el Pesca 2 estaba de regreso en su base de Celeiro con los tres rescatados a salvo, confirma Salvamento Marítimo. Hasta allí se desplazó una patrulla de la Guardia Civil de Viveiro para informar del naufragio y acompañar hasta su lugar de residencia a los tres integrantes de la tripulación, todos ellos vecinos de la localidad de Burela, quedando en sus domicilio a las siete de la mañana, según notificó el instituto armado.

Hasta la zona del hundimiento se desplazó desde Burela a la Salvamar Alioth y a la LC Saturno de la Cruz Roja para inspeccionar la zona y recoger algunos restos que pudieran quedar de la embarcación en el mar y asegurarse de que no había peligro para la navegación y que no había fugas de combustible. La lancha neumática, diversas boyas y otros enseres fueron algunos de los localizados, lo que incluso provocó la llamada de un pescador al 112 Galicia, alertado por el material que flotaba en el agua.

El Sapilo es un barco con casco de madera, de 25 años de antigüedad, de 4 metros de manga y 12,70 de eslora.

"Foi un accidente e estamos ben"