Finalizan las pruebas para resolver el problema de la niebla en la A-8

Miñones asegura que los resultados son "prometedores" y que el Gobierno decidirá ahora qué sistemas se instalan en la autovía
Autoridades bajo la malla de aspersores instalada en pruebas en la A-8. EP
photo_camera Autoridades bajo la malla de aspersores instalada en pruebas en la A-8. EP

El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, ha dado este martes por finalizadas las pruebas con prototipos promovidas por el Ministerio de Transportes en el Alto do Fiouco, para buscar una solución innovadora que permita solventar los problemas de visibilidad que provocan los densos bancos de niebla en ese tramo de la Autovía del Cantábrico (A-8), entre Abadín y Mondoñedo.

Miñones aseguró que los resultados en esta fase experimental son "prometedores", pero ahora será el ministerio el que decidirá "cuál o cuáles" de esos sistemas serán definitivamente instalados en esa vía, dado que en algunos casos las soluciones planteadas implican grandes inversiones, al tratarse de estructuras complejas.

En todo caso, el delegado ha insistido "en la apuesta del Gobierno de España por hacer de la Autovía del Cantábrico una vía segura y abierta totalmente al tráfico con la implementación de las soluciones experimentales de apoyo a la conducción y de miniminación de las nieblas en el Alto do Fiouco". La fase de pruebas de los cuatro prototipos instalados se ha realizado en un tramo anexo al de la vía en la parte más elevada entre Mondoñedo y A Xesta (Abadín).

El delegado ha explicado que, una vez finalizada esta fase, el Ministerio de Transportes realizará una evaluación de los resultados, que, "según lo que hemos podido ver hoy, son muy prometedores" y analizará su idoneidad para resolver la problemática en O Fiouco para, finalmente, decidir sobre su contratación e instalación final.

Tráfico está finalizando la instalación de 372 nuevas balizas tipo led en el tramo

En su intervención, José Miñones ha puesto en valor la colaboración entre el ministerio y el sector privado para hallar soluciones a un problema, el de la niebla, que "no se da en ninguna otra parte de la red de carreteras y en poquísimos lugares del mundo". Por ello, ha destacado que es la sociedad la ganadora de esta "carrera de soluciones en la que hemos ido mano a mano con los equipos de I+D de las empresas de sector, uniendo fuerzas y voluntad".

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) comenzó este proyecto a finales de 2019 a través del sistema de "compra pública precomercial (CPP) para el diseño, implementación y experimentación con prototipos de tecnología innovadora". El importe del contrato ascendió a 5,64 millones de euros, cofinanciado en un 80% a través del Programa Innocompra del Ministerio de Ciencia e Innovación, mediante el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) 2014-2020.

La contratación se dividió en dos lotes: el primero para el desarrollo de soluciones innovadoras basadas en sistemas de ayuda a la conducción en situaciones de niebla y el segundo para el desarrollo de soluciones innovadoras basadas en sistemas que actúan sobre la niebla mediante su aislamiento, eliminación o desplazamiento.

La fase dos del proceso de selección para elegir las propuestas más eficaces acaba de finalizar, con la experimentación en campo a escala real de los cuatro prototipos seleccionados en la primera parte del mismo.

En lo que va de año el tramo se ha cerrado al tráfico 69 veces

Las propuestas correspondientes al lote 1, que son de ayuda a la conducción, consisten en un sistema de balizamiento lateral con luz láser y en un sistema de señalización horizontal inteligente con tecnología led, proyectada sobre la calzada.

En el caso de estas soluciones, Miñones espera "alguna información" a lo largo del mes de noviembre, aunque la tramitación de los proyectos correspondientes al lote 2 se prolongará algo más en el tiempo, dado que son estructuras más complejas: un sistema de difusión automático por aspersores de materiales higroscópicos y un sistema que combina barreras estáticas y barreras dinámicas que emplean dispositivos fluido-mecánicos.

"En los próximos meses asistiremos a un salto cualitativo en este tramo, con la combinación de uno o varios de los dos sistemas técnicos que hemos conocido hoy con las mejoras de la seguridad vial que ya estamos ejecutando", asegura Miñones.

Tráfico está finalizando en este momento la instalación de 372 nuevas balizas tipo led en el tramo, que permitirán que el umbral mínimo de visibilidad, por debajo del cual se cierra el tramo a la circulación, baje de los 40 metros actuales a los 30 metros.

El delegado ha recordado que, ahora, cuando se alcanzan los 40 metros de umbral mínimo de visibilidad el Centro de Gestión de Tráfico desvía automáticamente la circulación hacia la N-634 desde la salida de A Xesta hasta Mondoñedo. "Con las balizas nuevas operativas, Tráfico calcula que los cierres se reducirán en un 78%, es decir, a solo una de cada cuatro veces de las que ahora permanece cerrada", precisó. En lo que va de año el tramo ha estado cerrado al tráfico en 69 ocasiones.

Comentarios