El fin de semana más bonito en Burela

La Feira do Bonito, Produart y Amarte llenan de actividad el puerto de la localidad, que está recibiendo una gran afluencia de gente
Reparto de raciones en la Feira do Bonito de Burela. JM PALEO
photo_camera Reparto de raciones en la Feira do Bonito de Burela. JM PALEO

Este fin de semana está lleno de actividad en Burela con el puerto como punto neurálgico de las distintas propuestas. La Feira do Bonito, la feria de productos artesanales y ecológicos Produart y el certamen de pintura mural Amarte son los tres ejes sobre los que pivota un fin de semana que esta registrando una gran afluencia de gente a la localidad.

La Feira do Bonito fue, sin duda, la estrella este sábado con cientos de personas en el puerto esperando para hacerse con alguna de las raciones que se repartían en una carpa instalada para la ocasión. La programación empezaba con el acto de entrega de los títulos de Asador Maior a José Hilario López y de Colaboradora de Honra a Berta López. Justo después empezaba el pregón del periodista, escritor y músico Martiño Suárez Fraga que no escatimó en tirar de sentido del humor para ser profeta en su tierra. Empezó calificándose como paracaidista, es decir, "estes que aparecen nunha vila ou nun país para contarlles aos ses habitantes como son, como pensan ou como deberían pensar, e o que teñen que facer e deixar de facer". Y siguió hilando sus recuerdos, algo difusos en el tiempo, de aquella Burela de los años 90 en la que se forjó su pasión por la música. Recordó grupos de aquellos años e hizo referencia a toda una generación que creció al abrigo de la prosperidad económica de una pesquería que sigue siendo seña de identidad del municipio.

Tras los actos más protocolarios empezó la degustación, que se mantuvo durante todo el día hasta agotar los 3.500 kilos de túnido preparados. Se sirvió en tapas de salpicón y en las clásicas raciones con bonito cocido, asado, a la parrilla y en empanada. Y las colas estuvieron amenizadas por la charanga Mekánika Rolling Band, que creó un ambiente de lo más animado.

Por la noche los conciertos fueron con A Banda da Loba, La Quinquillada y DJ Chente.

Pero este domingo sigue la cita gastronómica. De una y media a seis de la tarde o hasta agotar las existencias, se servirán unas 1.500 raciones de marmitako a 5 euros. La sesión vermú será con Familia Caamagno.

En la nave de redes también sigue abierta Produart, que este año reúne a 44 expositores que tiene como característica principal su apuesta por la tradición y la calidad. En los dos días que lleva abierta está congregando a mucho público algo muy valorado por los stand, que suelen repetir cada año por los beneficios que les reporta acercarse a Burela.

La programación de este domingo incluye también la entrega de premios de Amarte, el certamen de pintura mural que está convirtiendo el puerto en un museo al aire libre y que es un atractivo más del fin de semana.

Comentarios