Los ferreiros de Riotorto volvieron a sacar músculo en su feria anual

Unas dos mil personas abarrotaron la localidad para reivindicar un oficio tradicional en peligro

La Feira do Ferro de Riotorto volvió a servir para reivindicar la vigencia de un oficio que va camino de convertirse en santo y seña de una localidad que consiguió mantenerlo vivo más allá de los avatares que le marca la modernidad. Un total de 28 ferreiros participaron en una cita que aglutinó en torno a dos mil personas. Los ferreiros, al margen de los que siguen trabajando en Riotorto, llegaron desde diferentes lugares de Galicia y de Navarra.

Precisamente las demostraciones en vivo que hicieron fueron lo que más llamó la atención de los visitantes. Los más pequeños incluso pudieron acercarse a participar en los talleres que ofrecían para tener un contacto con un oficio tradicional que de otro modo les sería muy complicado.

Al margen de los riotortenses acudieron el ferreiro austríaco afincado en Los Oscos Friedrich Brasmsteidl; Alberto Leis, de Santiago de Compostela; varios integrantes del Centro de Interpretación de la Forja de Navarra; el ferreiro Antonio do Corgo; ferreiros de A Fonsagrada y Forxa Chao, de Santiago de Compostela. No fueron los únicos que hicieron demostraciones en vivo porque hubo demostración de pirograbado a cargo de Pirogravados do Norte de Ortigueira y torneado de madera.

Además, durante todo el día se pudo disfrutar de una exposición de productos artesanales y del campo que se vendían en el pabellón así como en las calles, donde la animación corrió a cargo de la charanga Louband, que acabó por convertirse en una de las grandes atracciones de la jornada, ya que su animación sin concesiones llamó tanto la atención de la gente que muchos no pudieron resistirse a salir a bailar al son contundente que iban marcando.

Además, se presentó el libro A idade do Ferro, de Xosé Salgado, y hubo también comida tradicional en los establecimientos repartidos por la localidad a los que acudieron cientos de personas para completar una jornada que también animaron los Gaiteiros de Riotorto.

Hacia mediodía se hizo la inauguración oficial de la jornada en la que al margen del alcalde, Clemente Iglesias, estuvo el presidente de la Diputación, Darío Campos, y el delegado de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro.

Comentarios