jueves. 21.10.2021 |
El tiempo
jueves. 21.10.2021
El tiempo

La Feira do Mel anima el mercado de Ferreira sin olvidar la crisis industrial

Uno de los expositores de la Feira do Mel. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Uno de los expositores de la Feira do Mel. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Un total de 25 puestos, entre apicultores y artesanos, se unieron a los del mercado semanal en una jornada en la que O Valadouro recuperó el tapeo de productos de otoño en un día de sol

El día amaneció con más sol que la mitad de los del pasado agosto y eso hizo que la gente se animara a salir de casa temprano y aunque fueron varios los actos que hubo en la comarca, O Valadouro contó con un nutrido grupo de asistentes a la Feira do Mel, que volvió a tomar las calles, pues los puestos se ubicaron en el entorno de la Praza de Santa María. De los dieciséis apicultores, la mayoría de O Valadouro, aunque también de otros puntos de la comarca, se sumaron nueve de artesanía, ubicados en Andrés López Palmeiro lo que, unido a los puestos habituales del mercado semanal, llenó de movimiento el centro de la villa.

La innovación se dejó sentir en varios puestos, como el de Iago Fernández, de la parroquia de Santa Cruz, que llevó hasta la feria un panal transparente para que los visitantes pudieran observar cómo las abejas fabrican su miel. "Tráigoo máis ben para os nenos", dijo, pero lo cierto es que pequeños y grandes miraban encantados el proceso y trataban de identificar a la reina, una tarea fácil en cuanto Iago aclaraba que está marcada, en este caso de blanco para saber de qué ejercicio son.

Con treinta años, el apicultor valadourés era de los más jóvenes de la cita, que tiene relevo garantizado pues han sido varios los jóvenes que se han animado en los últimos años a sumarse a un negocio, del que tienen claro que no se puede vivir, pero que es un complemento que además da muchas satisfacciones.

Uno de los expositores de la Feira do Mel.

"No meu caso foi un vecino o que me aprendeu e cando as velutinas vimos que a xente abandoaba, meu pai e eu animámonos", explica el joven, que ahora cuenta con sesenta colmenas, de las que este año sacará un treinta por ciento menos de producción, debido al mal tiempo de la primavera y el verano, que le impidió producir miel de eucalipto, pero comercializa milflores y brezo.

El cartel de apoyo a Vestas (su padre trabaja en la empresa) se repite también en el puesto de Lucía Fernández, de Mel O Castelo, de Viveiro, donde vende buena parte de los 5.000 kilos de producción que sacan de las colmenas que tienen en la zona de Muras.

El brezo es la flor principal de las que alimentan sus abejas, "pero non ten un sabor forte e a verdade é que se vende moi ben", reconoce la responsable que, además de en Viveiro, la ofrece en tiendas de Burela, Xove, San Cibrao, Cervo y el mismo Ferreira, a cuya feria acude por tercera vez. "Estas cousas non se poden perder porque é unha maneira de que a xente nos coñeza", asevera, detrás de un puesto en el que comercializa miel en varios tamaños y animados botes.

Ouro Puro e O Poder das Flores, los dos primeros premios de la última Cata do Mel de Galicia, ambos de Alfoz y presentes en la feria, da idea de la calidad de la miel que se produce en la comarca y el importante escaparate de la cita. "Ves xente con varias bolsas e interesada en comprar e tamén en saber, porque tivemos clientes ata de Lugo, onde tiveron a feria hai pouco", cuenta la apicultora Fe Sixto, de Mel do Trobo, que este año instaló un photocall, que llamaba a pararse en el puesto.

Las velutinas, como la producción, fueron algo a menos, pero siguen siendo un hándicap, por lo que agradecen los trampeos, también los de particulares. En general, los participantes quedaron satisfechos de la ventas en una feria, con precios pactados de 10 euros el kilo (11,50 el litro) y 6 el medio de multifloral y a once euros y 6,50 el monofloral, donde hubo animación tradicional por las calles y donde los bares recuperaron el tapeo de otoño.

La Feira do Mel anima el mercado de Ferreira sin olvidar la crisis...
Comentarios