miércoles. 18.09.2019 |
El tiempo
miércoles. 18.09.2019
El tiempo

La fábrica de Sargadelos deja atrás las pérdidas y gana 120.000 euros en 2018

El consejero delegado de Sargadelos, Segismundo García, con trabajadores de la planta de Cervo. JOSÉ Mª ÁLVEZ
El consejero delegado de Sargadelos, Segismundo García, con trabajadores de la planta de Cervo. JOSÉ Mª ÁLVEZ
El grupo consiguió incrementar sus ventas en torno a un 11% y redujo gastos de personal

Sargadelos está consiguiendo salir de la complicada situación económica en la que se encontraba y el grupo empresarial vuelve a estar en beneficios. Según las cuentas que presentó la empresa la fábrica de Cervo arrojó en 2018 unos beneficios de unos 120.000 euros. Varios factores explican esta mejoría pero hay dos fundamentales como son el incremento que registraron en las ventas, que aumentaron un 11% el año pasado, y el descenso notable de los gastos de personal, que cayeron un 25% con respecto a 2017. 

El grupo que dirige Segismundo García, consejero delegado y máximo accionista, expuso a sus accionistas que consiguieron mejorar "de modo importante los parámetros que atenazaban la viabilidad futura de la empresa" y considera que aunque ahora la situación todavía no puede calificarse como excelente, al menos sí entiende que puede apuntarse que está en un punto en el que poder afrontar el futuro con una cierta normalidad, aunque por el momento haya todavía algunos interrogantes pendientes con respecto a su futuro. 

Pero lo cierto es que la dirección de Segismundo García diversificando el negocio en varias direcciones y ampliando a su vez el clásico diseño de Sargadelos hizo que por tercer año consecutivo la empresa notase un incremento de sus ventas hasta el punto de arrojar ahora beneficios. La cifra de negocio de Sargadelos de 2018 es la mejor desde 2010. 

En cuanto a la disminución de los gastos de personal, este apartado fue uno de los grandes campos de batalla que el consejero delegado fue lidiando desde su llegada a dicho puesto. 

Oficialmente, la compañía cerró el año 2018 con una plantilla en la que figuraban 82 trabajadores. Pero para llegar hasta ahí se vivió un tortuoso proceso con varios despidos entre los que sobresalió uno: el de la presidenta del comité de empresa, Rogelia Mariña, que luego tuvo que readmitir por sentencia judicial. 

En el verano de 2017 se había despedido a más trabajadores y algunos tuvieron que ser readmitidos. Hubo un enorme conflicto laboral hasta que, en principio, volvió una calma aparente tras ser revocada Mariña en el comité de empresa y se larvó el conflicto entre García y UGT, aunque todavía tiene episodios pendientes en los juzgados. Pero por ahora la situación se calmó y Segismundo García readmitió a varios de los trabajadores que había despedido anteriormente. 

El grupo Sargadelos se compone además de Cerámicas do Castro en Sada y de Porcelanas Sargadelos, que gestiona los puntos de venta directos. Aunque menores, ambas arrojan beneficios.

La fábrica de Sargadelos deja atrás las pérdidas y gana 120.000...
Comentarios