miércoles. 21.08.2019 |
El tiempo
miércoles. 21.08.2019
El tiempo

Un exseminarista no puede confirmarse en Burela pese a certificar su formación

Iglesia de Burela. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Iglesia de Burela. JOSÉ Mª ÁLVEZ

La diócesis insiste en la necesidad de unos cursos específicos y el joven reivindica sus cuatro años en el Sagrado Corazón lucense

El joven Miguel André González Pardo lamenta no poder hacer la confirmación en el año de su mayoría de edad en la iglesia de la localidad en la que nació y en la que vive, Burela. Una situación que le afecta personalmente porque, según su familia cercana, "está sobradamente preparado para recibir o sacramento". De hecho, recalcan, el joven cursó los cuatro cursos de secundaria, que finalizó el pasado curso, en el Seminario Diocesano Sagrado Corazón de Lugo.

Un centro, del que su familia esgrime un certificado firmado por el formador del seminario menor lucense, en el que se constata que "durante todos esos años ha recibido formación religiosa de carácter académico en las clases de Religión, formación vivencial de la fe en la celebración diaria comunitaria de la Eucaristía, en los momentos de formación comunitaria, y en el seguimiento personal que los formadores han hecho de su vida cristiana".

Una formación que consideran suficiente para cumplir su propósito de confirmarse en Burela, aunque aceptaron el requisito del párroco de que acudiera a la catequesis en el templo burelés. "Foi a primeira vez, pero non quixo volver porque estivo moi incómodo, xa que o resto eran todos nenas e máis cativas e el é un neno moi tímido", recuerda su madre, quien insiste en la nobleza de su hijo, pues "el mesmo foi quen pideu confirmarse, sen presións de ninguén, nin de agasallos sin cartos. Non está pedindo permiso para ir de botellón, senón para confirmarse e vivir na súa fe cristiá", reitera.

La familia cree que el motivo que subyace detrás es "a pouca sintonía que ten co párroco burelés, que nunca o tratou como un feligrés e que sempre tivo unha relación moi fría co meu fillo", apunta la madre, quien insiste además que "nunca asistió ás convivencias de párroco e seminarista, ás que se lle invitou en repetidas ocasións por medio de carta e tamén en man, aproveitando a misa dos domingos".

Desde la diócesis de Mondoñedo-Ferrol reconocen que las exigencias para cumplir con este sacramento de la fe católica son dos años de preparación específica. "Si alguien se presenta con un certificado como que ha realizado estos cursos, aunque sea en otra diócesis, sería válido para confirmarse este domingo", aseveran desde el departamento de comunicación para recordar que la oficialidad está por encima de las sintonías personales.

A pesar de que su paso por el seminario no es exactamente la que se exige para la confirmación se le planteo como opción para convalidarle un año, con el fin de que pudiera confirmarse la próxima primavera, pero asistiendo a la catequesis que se imparte en la localidad, donde lleva un año residiendo, comentan desde la diócesis, donde creen que el situación debería haberse tratado al principio del curso y no a unos pocos días de celebrarse en la iglesia de Santa María las confirmaciones, este año de doce jóvenes el próximo domingo.

Un exseminarista no puede confirmarse en Burela pese a certificar...
Comentarios