sábado. 05.12.2020 |
El tiempo
sábado. 05.12.2020
El tiempo

Un estudio de Rei Cintolo muestra que allí vivió el oso pardo hace unos 9.000 años

Una visita a la Cova do Rei Cintolo. JPG
Una visita a la Cova do Rei Cintolo. JPG
La datación del equipo que dirigió Marcos Vaqueiro sitúa a este animal en esa zona antes de lo que se creía hasta el momento

El proyecto de investigación Rei Cintolo. Obxectivo 11.000 tiene ya resultados constatables y entre ellos se encuentra una sorpresa científica que habrá que tener en cuenta. Demuestra la presencia de osos pardos en esa sima ubicada ahora en territorio de Mondoñedo hace 9.000 años, bastante antes de lo que se creía hasta el momento.

El director del proyecto, Marcos Vaqueiro, presentó la memoria del trabajo de investigación realizado a lo largo de todo este año en colaboración con la Federación Galega de Espeleoloxía y el propio Concello, del que asegura que "está apoiando incondicionalmente este proxecto dende o minuto cero". El objetivo fundamental era elaborar un estudio topográfico y morfológico de la cueva, que pudieron completar con el apoyo de 37 espeleólogos gallegos organizados en distintos grupos pero adscritos mayoritariamente a la federación gallega.

El Concello de Mondoñedo ratifica que esta cueva seguirá siendo uno de los argumentos más importantes de su promoción turística

Desde el propio Concello mindoniense insisten en que este trabajo es crucial porque remarca su apuesta por poner en valor la Cova do Rei Cintolo, algo que indican que "vén de moi atrás e está garantida de cara ao futuro, porque constitúe un recurso arqueolóxico e turístico fundamental para atraer turismo ao municipio".

Los participantes en este estudio también llevaron a cabo trabajos de monitorización de la temperatura de la cueva en sus zonas más profundas y se estudió asimismo la red de drenaje subterránea llevando a cabo análisis de las aguas. Según la propia memoria elaborada, uno de los hechos más relevantes de esta campaña fue la localización de diversos restos óseos en distintos pasajes y niveles de la cavidad.

49 METROS. Fruto de esas investigaciones el equipo que coordinó de Marcos Vaqueiro consiguió localizar restos animales a más de 49 metros de profundidad y a más de 223 de la actual entrada a la cueva. Los datos preliminares que elaboraron apuntan a esa presencia de oso pardo "nos niveis máis altos da cova, hai uns 9.000 anos. Ata o momento non se coñecía fauna na cova de máis de 7.500 anos".

Mientras, en la vertiente municipal desde el Concello ratifican su total compromiso con la promoción de la cueva porque destacan una vez más que es "un dos principais reclamos turísticos da cidade de Mondoñedo e seguiremos a traballar para impulsala".

En esta línea, desde el gobierno municipal asumieron diversas iniciativas al respecto como por ejemplo "a construción dunha pasarela de madeira respectuosa co medio ambiente para facilitar aos turistas o paso a este enclave, así como a firma dun convenio coa Federación Galega de Espeleoloxía que permitiu mellorar o horario e unha maior flexibilidade de acceso á cova".

También indican que Mondoñedo suma gracias a esta cueva el atractivo turístico de ser un destino científico porque, dicen, "hai que recordar que esta cova ten a distinción de Destino Turístico Científico coa certificación [email protected]" .

Asimismo, el Concello de Mondoñedo, siguiendo su línea de promoción de esta cavidad, acogió "coa mellor disposición a proposta da Federación Galega de Espeleoloxía para a creación do Espeleoparque da Mariña", una iniciativa aún por desarrollar pero que se expandirá por varios entornos de toda la comarca con interés geológico.

Un estudio de Rei Cintolo muestra que allí vivió el oso pardo hace...