jueves. 02.12.2021 |
El tiempo
jueves. 02.12.2021
El tiempo

"Estou vivo de milagre, estábame desangrando e fixen un torniquete"

ourolinternet
Herida que presenta el hombre. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Un vecino de Ourol esperó cuatro horas y media hasta que lo operaron en el Hula tras sufrir un corte grave y ser trasladado en un primero momento al hospital de Burela, donde no hay servicio de cirugía vascular

"Estou feliz de estar vivo", asegura M.C.V., un vecino de Ourol de 60 años, que sufrió un accidente doméstico en la casa de sus padres en Xerdiz en el que se seccionó la arteria humeral del brazo derecho y sus dos venas satélites. "Corteime co cristal dunha porta porque íase pechar co vento e quíxena parar ca man e debía estar alto tocado o cristal e cortoume", recuerda el hombre, "tiven unha hemorraxia brutal e fixen un torniquete porque me estaba desangrando". "Estou vivo de milagre", asegura.

M.C.V. quiere hacer público su testimonio porque, a su juicio, el sistema sanitario falló al trasladarlo al Hospital da Mariña en Burela, donde no existe el servicio de cirugía vascular, para después enviarlo al Hula, "cando dende a casa xa estaba a 45 minutos de Lugo". De esta forma pasaron cuatro horas y media desde que se produjo el accidente, a las ocho de la tarde del pasado día 21 de octubre, hasta que lo intervinieron en Lugo. La operación empezó a las doce y veinte de la noche y duró hasta las dos de la madrugada. 

El hombre explica que acudió a recogerlo la ambulancia de Viveiro con personal sanitario que le prestó la primera atención, sustituyéndole el torniquete que él se había hecho, antes de trasladarlo a Burela. "Cando entras no hospital pensas que xa estás a salvo, pero empezas a ver médicos e persoal ao teu redor e daste conta de que non é así porque non hai medios", indica. Su estancia en Burela fue angustiosa, según recuerda, porque la gravedad de la herida hacía necesario un traslado urgente al hospital de Lugo, donde está el servicio de cirugía vascular que debía efectuar la intervención, pero ya era de noche y, asegura que, el helicóptero del Sergas no vuela de noche."Chamaron ao Pesca 2, pero tampouco puido acudir non sei o motivo e eu escoitaba aos médicos falando e dicindo que por carretera non chegaba a Lugo", explica. Así las cosas se decidió el traslado por carretera "na ambulancia e co brazo colgado cunha venda". "Teño o brazo conmigo por un gran cirurxián que me atendeu en Lugo porque chegou negro como un carbón, con isquemia", asegura el hombre y bromea asegurando que en el Hula le llamaban "o fillo do Espírito Santo".

Después del correspondiente ingreso de varios días en el Hula, el hombre, que habitualmente reside en Madrid, ya está de vuelta en la casa de sus padres en Ourol pendiente de las pertinentes revisiones y espera recuperarse del todo, "aínda que sei que será lento e as consecuencias aínda non se sabe as que serán porque o brazo sufriu moito". 

El hombre asegura que su denuncia pública "non é un ataque contra ninguén porque estou seguro de que seguiron os protocolos que están establecidos, pero está claro que o modo de actuar neste caso non foi o máis axeitado para salvar vidas". "Nesta zona hai moita masa forestal o que implica traballos no monte e con ferramentas que teñen o seu perigo e ten que haber outro xeito de actuar porque facer un traslado a Burela cando estás a 45 minutos do hospital ao que te teñen que levar non parece que sexa o máis axeitado", asegura. 

SERGAS. Desde el Sergas indicaron con respecto a este caso que el paciente "foi atendido con toda a premura e todos os medios, tanto humanos como materiais, necesarios que requería o seu caso". 

"Estou vivo de milagre, estábame desangrando e fixen un torniquete"