Estafan 168.000 euros a Maderas Rubal cambiando los números de cuenta de facturas

Los autores de los hechos accedieron al correo electrónico de la empresa de Alfoz para recibir las facturas y modificar las cuentas, a fin de que los pagos se ingresasen en cuentas de su interés
instalaciones de  Hijos de Ramón Rubal, en Alfoz
photo_camera Instalaciones de Hijos de Ramón Rubal, en Alfoz. CEDIDA

La empresa forestal Maderas Rubal, asentada en Alfoz, sufrió en los últimos días una cuantiosa estafa por importe de 168.000 euros, según confirma el propietario, Jorge Pérez, quien indica que denunciaron los hechos este jueves pasado al llamarles uno de los proveedores reclamando un ingreso que desde la firma daban por realizado.

El responsable del aserradero indica que esa llamada evitó el pago de una factura de casi 80.000 euros que tenían pendiente, en la que también figuraba modificado el número de la cuenta, y que no habían podido abonar debido a la importante carga laboral de la jornada.

Los autores de esta estafa accedieron al correo electrónico de la firma alfocense haciéndose de esa manera con los datos de sus clientes. Cuando estos enviaban las facturas reclamando los pagos por los suministros realizados de la manera habitual, las facturas eran modificadas por los estafadores, puesto que recibían el correo. Así, variaban los números de cuenta por los de su interés, lo que hacía que los pagos de la empresa alfocense acabasen en manos de los estafadores con desconocimiento absoluto de lo que estaba ocurriendo.

La primera de las facturas falsificadas que se ha detectado, se abonó el viernes 6 de este mes. Desde Maderas Rubal indican que los estafadores parece que tenían predilección por las cantidades elevadas, pues pasaban por alto las pequeñas.

La investigación realizada hasta el momento ha descubierto que una vez recibido el dinero, pues solicitaban justificante de la realización del pago, era inmediatamente transferido a otras cuentas. Esto hace que sea muy difícil la localización de los autores de estos hechos, sobre los que indaga la Guardia civil, después de que se presentase denuncia por parte de la empresa en el cuartel de Burela el mismo día en que se dieron cuenta de lo que pasaba.

Comentarios