domingo. 20.10.2019 |
El tiempo
domingo. 20.10.2019
El tiempo

Las escalas en el puerto deportivo de Viveiro crecen hasta los 4 días

El inicio de temporada es algo más flojo en Ribadeo por el tiempo inestable

El tiempo de las escalas en el puerto deportivo de Viveiro crece hasta los cuatro días, según confirma el responsable de la instalación, Fernando Medraño, quien indica que esa estancia duplica el periodo de parada de los últimos años, pero además los navegantes recalan dos veces en la dársena vivariense, a la ida y a la vuelta, sumando entre semana o semana y media. "Los que son clientes repiten", constata.

El muelle recreativo registra el movimiento habitual de otros años en estas fechas. "Los tránsitos están en la línea de otros años". El puerto registra una entrada media de 20 o 25 veleros, disponiendo de entre 45 y 50 plazas para el tránsito, que varían según las necesidades y la ocupación, de las 230 existentes. Este turismo "va a más, recupera barcos nacionales que vuelven a viajar y hay buen mercado con Francia, además de aumentar los ingleses, nórdicos y alemanes", destaca.

El perfil del navegante es el de jubilado que viaja con la familia o los amigos, normalmente son parejas, dos o tres personas por embarcación que realizan la mayor parte de la actividad turística y comercial en la ciudad.

Por su parte, el presidente del Real Club Náutico de Ribadeo, Ramón Acuña, explica que el inicio de temporada está siendo un poco flojo en el muelle ribadense respecto a años precedentes de gran pujanza y mejor clima, algo que achaca al tiempo inestable, aunque a partir de esta semana espera mayor afluencia. De hecho, el movimiento se nota desde hace semanas, pero la ola de calor en el norte de Europa motiva que aprovechen sus instalaciones.

La mayor parte de los tránsitos que paran en esta dársena proceden de Francia (70%) seguidos de los de Alemania y Bélgica. Acuña señala que "non paran moito, porque é un porto de paso e os navegantes van hacia as Rías Baixas pois buscan o sol". La mayoría también están retirados y aprovechan para recorrer la costa poco a poco. Viajan una media de tres personas por embarcación, que usan las duchas e instalaciones, pero después hacen compras y vida en la villa ribadense.

El usuario tipo del puerto ribadense es de la localidad, pero reside fuera y sobre todo acude en agosto. El puerto, con 641 plazas de amarre, destina 32 para los veleros de paso al tener ocupadas todas las plazas y lista de espera, pero "non hai problema para acoller a todos os que queiran vir".

Las escalas en el puerto deportivo de Viveiro crecen hasta los 4 días
Comentarios