"Entiendo que las tasas de las terrazas tienen que subir, pero dentro de unos límites"

La actualización de las tasas fue aprobada en pleno con los votos a favor del gobierno municipal ▶ Los empresarios no tienen claro cuánto les va a repercutir la subida hasta que les llegue el recibo y por eso dudan al valorar esta medida
Una de las terrazas en la zona de A Rapadoira. JOSÉ Mª ÁLVEZ
photo_camera Una de las terrazas en la zona de A Rapadoira. JOSÉ Mª ÁLVEZ

Incertidumbre es la palabra que define la sensación que tienen los hosteleros de Foz por la actualización de las tasas de las terrazas en los locales de restauración. En el pleno celebrado este miércoles salió adelante dicha actualización con el voto a favor de los partidos del gobierno local, el PSOE y el BNG, y el voto en contra del PP.

La tarifa aprobada es de 55,44 euros anuales por metro cuadrado, aunque se aplicará un coefciente reductor de 0,67 en terrazas activas todo el año. Y también dependerá de si tiene elementos fijos, que pagarán más, que si no los tiene de ese tipo.

Hay argumentos tanto desde el gobierno como desde la oposición. Fran Cajoto, el alcalde, asegura que las tasas de las terrazas en Sanxenxo son "o triple" de las que regirán en Foz y que en otros concellos mariñanos también es superior. En cambio, Javier Castiñeira, portavoz del PP, calificó la actualización de las tasas de "sablazo" y, según sus cuentas, una terraza que pagara al año 350 euros pasaría a pagar unos 1.300 euros el año que viene.

Antonio Castro es el propietario de Casa Damián, en la zona de A Rapadoira, y entiende que se suban las tasas "porque desde 2008 que tengo negocio en Foz nunca se subieron", asegura. "Hasta ahora estaba pagando unos 280 euros al mes, si paso a pagar 400 o 450 euros al mes lo veo asumible. Si son 1.200 euros me parece inviable", comenta el empresario.

"Yo entiendo la subida, también sube la carne y la electricidad, pero depende de cuánto", dice Castro, que asegura que desde el año 2021 están exentos de pagar el impuesto por las terrazas como compensación a la problemática que se generó a raíz de la pandemia por el covid-19.

Luis Hernández es el dueño de la pizzería Xoíña, en el centro de Foz: "Creamos un grupo de WhastApp algunos hosteleros para seguir este tema", explica, porque "todo lo que sea subir impuestos después de lo que pasamos con la pandemia me parece una equivocación", explica el hostelero, que solo tiene la terraza activa de junio a septiembre. "No calculé lo que tendría que pagar en verano, pero según lo que he leído, entre tres y cuatro veces más", dice.

Moncho Castro es el propietario de la pastelería cafetería Anduriña y dice que "el otro día hablé con el alcalde (Fran Cajoto) y me dijo que había que actualizar la tasa de las terrazas, pero si es lo que aparece estos días publicado en prensa es algo desorbitante", califica. "Por los cálculos que he hecho, si antes pagaba unos 900 o 1.000 euros al año ahora pasaría a pagar más de 3.000", asegura. "Si es así, no la montaré en verano, porque no te da beneficio", dice.

Este verano ya no la tuvo abierta por la falta de personal, que es otro de los problemas con los que se encuentra la hostelería a día de hoy. "He estado ahora unos días en el sur y es lo mismo. Todas las quejas que hay en las redes sociales son por la falta de atención porque no hay camareros", advierte.

En la zona de A Rapadoira está el restaurante pulpería O Paseo, que lleva años dando servicio en esta zona de la playa. "No sabemos nada a ciencia cierta", dice Nuria López, la dueña del negocio de hostelería. "En el grupo de WhatsApp dicen que vamos a tener que pagar cantidades desorbitadas, pero hay que esperar", asegura. "Entiendo que la subida tiene que existir, pero dentro de unos límites", concluye.

Comentarios