miércoles. 03.06.2020 |
El tiempo
miércoles. 03.06.2020
El tiempo

Enemigo por un día

Dani Rodríguez. IVÁN BALLESTEROS
Dani Rodríguez. IVÁN BALLESTEROS
Dani Rodríguez, que militó como jugador en el Pescados Rubén, retorna al Vista Alegre como uno de los técnicos nacionales de mayor prestigio

Al frente del Jaén FS llegará el viernes a Burela un hombre que dejó un excelente recuerdo de su paso por el club naranja, donde estuvo como jugador durante varias temporadas. Se trata de Dani Rodríguez, uno técnico que se ha labrado a pulso en las últimas temporadas un gran prestigio en los banquillos después de conducir a su equipo a dos títulos de la Copa de España, en 2015 y 2018, convirtiendo al Jaén FS en una referencia dentro del fútbol sala nacional y un espejo en el que mirarse los clubes que quieren pelear los títulos con los tres grandes.

Dani Rodríguez ya ejerció como técnico visitante en el pabellón Vista Alegre en la anterior etapa del club burelés en Primera, pero es la primera vez que se enfrentará en el duelo de banquillos a Juanma Marrube, con el que coincidió en el vestuario naranja.

El propio Rodríguez reconoce que jugar en Burela "siempre es especial" y más después de dos años sin hacerlo al estar el club naranja en Segunda. "Cuando vuelves a un sitio en el que te trataron muy bien, siempre guardas un cariño especial. Estuve muy a gusto y con los amigos, pero será antes y después del partido porque durante los 40 minutos me debo al Jaén y haré todo lo posible para que los tres puntos caigan de nuestro lado", manifestó, añadiendo respecto al duelo con Juanma que "nunca me he enfrentado a él como técnico, pero coincidí en algunos campus o charlas formativas y tengo una buena relación con él", explicó.

Dani Rodríguez reconoce que prefería llegar al Vista Alegre con el cuadro burelés en una situación más holgada, ya que es colista, con solo 5 puntos, y solo ha podido ganar un partido. El Jaén, por su parte, es sexto, con 16 puntos, y pelea por asegurarse un puesto entre los 8 mejores para disputar su torneo fetiche, la Copa de España.

"Siempre es especial volver a un sitio en el que me trataron muy bien y me sentí a gusto, pero durante 40 minutos haré lo posible por que ganemos"

"Es verdad que está en una situación complicada, pero le he visto varios partidos y es un rival difícil de batir, y más en su pista. Creo que tiene una plantilla compensada y, sobre todo, muy trabajadora, a la que le está faltando una pizca de suerte para poder tener más puntos. De hecho, vi el partido ante el Parrulo y no fue inferior en nada al rival salvo en que no acertó con sus oportunidades, pero mereció, como mínimo, el empate", señala el técnico andaluz, que considera esa necesidad como un arma de doble filo.

"Jugarán muy motivados, pero cuando la clasificación aprieta siempre es más difícil tener tranquilidad y es algo que intentaremos aprovechar en función de como se desarrolle el partido. De todas formas, nosotros también necesitamos puntos para afianzarnos entre los 8 primeros", señala.

El Jaén FS está yendo de menos a más en el campeonato, algo que no sorprende a Dani Rodríguez. "Casi siempre perdemos jugadores importantes y tenemos que reinventarnos cada temporada. Tratamos de mantener un bloque, pero hay que introducir en el esquema del equipo a 4 o 5 jugadores y eso siempre lleva su tiempo. En las 5 primeras jornadas nos costó y además tuvimos un calendario exigente, pero ahora parece que hemos cogido el tono", señala el preparador del cuadro andaluz, que ve a su equipo "en el mejor momento de la temporada, tanto a nivel mental como deportivo".

NIVELADO, A PRIORI. Pese a la diferencia en la clasificación entre ambas escuadras, Dani Rodríguez espera un partido nivelado y de máxima exigencia, pero también cree que resulta complicado hacer un pronóstico porque cada enfrentamiento tiene sus propios caminos y dependerá mucho lo que vaya sucediendo.

"Es verdad que está en una situación difícil, pero tiene una plantilla compensada y trabajadora y solo le está faltando una pizca de suerte"

"En la Primera División española es muy complicado ganar para todo el mundo y partiendo de eso ya sabemos que vamos a tener que trabajar mucho y dar una buena versión para ganar. La igualdad o no del partido dependerá de algunos factores porque a un equipo le puede salir todo de cara y al rival todo lo contrario pero a priori creo que será un duelo muy peleado y el Pescados Rubén me da todo el respeto del mundo, es muy voluntarios y sé que no nos va a regalar nada".

El técnico también se refirió al factor pista, aunque el Vista Alegre no es, ni de lejos, la olla a presión de su estancia como jugador del equipo burelés hace algunos años. "En aquella etapa cualquier partido en casa era una fiesta, pero todos los clubes pasan por momentos más altos y más bajos en asistencia. De lo que estoy seguro es de que siempre hay un grupo de fieles que están a las duras y las maduras y el proyecto del Pescados Rubén es sólido".

Enemigo por un día
Comentarios