martes. 29.09.2020 |
El tiempo
martes. 29.09.2020
El tiempo

Emma Valcarce: "Me impactó ver a niños estudiar con velas y pedí a Cacharro luz para todo Mondoñedo"

Emma Valcarce, durante la entrevista en su casa. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Emma Valcarce, durante la entrevista en su casa. JOSÉ Mª ÁLVEZ

Elegida en 1987, fue la primera mujer alcaldesa de la provincia de Lugo, en Mondoñedo. Fue pionera también en la enseñanza y hoy, con 91 años, recuerda que fue pionera profesora en dar clase en el Seminario. Gran amiga de Cunqueiro y Fraga, tuvo que dejar la política por un trastorno visual, aunque le hubiese gustado seguir

UNA CASA en la Praza da Catedral de Mondoñedo fue el idílico escenario de una charla con Emma Valcarce Pestaña (Lugo, 1927), la primera mujer alcaldesa en la provincia cuando fue elegida en 1987, y también la primera mujer en dar clase en el Seminario de Mondoñedo. A sus 91 años, conserva una lucidez excepcional y no se arruga para contestar cualquier pregunta de nivel político tanto local como nacional.

¿Qué reflexión hace cuando ve a tantas alcaldesas en la comarca mariñana, como Elena Candia, Rocío López, Mayra García y María Loureiro?
Que me encanta ver cómo se abre el camino para la mujer. Antes llamaba la atención que una mujer fuera alcaldesa, incluso que se presentase a unas elecciones, pero ahora se ve como algo natural, y me gusta.

¿Qué piensa cuando se dice que hay mucha desigualdad entre hombres y mujeres todavía?
Yo creo que se ha andado mucho camino. En aquella época, la mía, no había ni muchas universitarias, y ahora hay más chicas que chicos en las universidades.

¿Por qué dejó la política?
Dejé la política por un trastorno visual. Me hubiera gustado seguir cuatro años más (fue alcaldesa entre 1987 y 1995, dos mandatos). Me gustaba ser alcaldesa, conseguir cosas para Mondoñedo, el trato con la Xunta era muy bueno. Yo fui muy amiga de Manuel Fraga, tuvimos mucho trato y amistad.

¿Cómo recuerda cuando su hijo fue elegido alcalde de Mondoñedo?
Con cierta emoción, como una continuación de lo que yo había hecho.

Yo creo que en el tema de la desigualdad se ha andado mucho. En mi época era hasta raro ver a chicas universitarias

¿Qué le pareció que dejara tan pronto la política su hijo?
Fue una decisión personal que tomó él y yo ya no me meto en esas cosas.

¿Cómo valora la aparición de un partido como Vox?
No me parece mal, aunque hay que esperar a ver cómo lo hace.

¿Cómo ve Mondoñedo en la actualidad?
Me da pena. Yo me casé y vine aquí en 1955 y he visto cómo ha evolucionado, cómo fue perdiendo. Cuando vine había más cosas, dos cines, un casino que funcionaba muy bien, un Seminario con muchos seminaristas...

¿Qué se puede hacer para frenar el despoblamiento en Mondoñedo?
Que venga una gran empresa y que se instale aquí. Eso cambiaría todo. No hay mucho emprendedor en Mondoñedo, no es gente decidida y cada vez se va hundiendo más. La marcha de Ecar fue una mala noticia. Fue un golpe duro porque era una empresa fuerte que daba empleo a muchos trabajadores.

¿Cómo valora el trabajo que está haciendo Elena Candia en la alcaldía?
Me parece bueno. Me alegra porque es una mujer que destaca, que trabaja y que tiene ilusión por su ciudad. Es una buena alcaldesa.

Sus padres tuvieron siete hijos y todos fueron a la universidad, algo poco habitual, ¿no?
Sí, así fue. Y cinco de ellas éramos chicas, lo cual lo hace más raro todavía. Pero mi madre, que era muy exigente, se empeñó en que todos fuéramos universitarios para darnos una libertad, y lo consiguió, sin duda.

El futuro de Mondoñedo pasa porque venga una gran empresa y dé trabajo a la gente de aquí

Su madre, Elena Pestaña, fue otra gran pionera.
Mi madre ya fue una persona con carrera que trabajó como secretaria en Magisterio, en Lugo, junto a Carmen Pardo o Ana María Múgica. Ellas sí que fueron pioneras.

¿Qué significa Mondoñedo para usted?
Es de una belleza muy grande, con mucho encanto, aunque insisto, lamento que no levante cabeza. Haría falta una gran empresa que diera trabajo.

¿Qué pronóstico hace de las próximas elecciones municipales aquí en Mondoñedo?
Espero que gane el Partido Popular.

¿En las poblaciones pequeñas importa más la persona que las siglas?
Sí, aquí se vota mucho a la persona. Yo tuve mayoría absoluta en el segundo mandato y en el primero mayoría simple. Aunque suene pretencioso, creo que si hubiera seguido habría obtenido una nueva mayoría absoluta.

¿De qué se siente más orgullosa de todo lo que hizo en ocho años?
Mucha gente habla de la piscina y de las infraestructuras deportivas en Viñas da Veiga, pero yo le doy más importancia al matadero.

¿Y de traer la luz?
Me quedé impactada cuando fui a recorrer las parroquias y veía a los niños estudiando con velas. En cuanto accedí a la alcaldía, lo primero que le pedí a Cacharro fue luz para Mondoñedo. Ya la había en la ciudad, pero faltaba en las aldeas. A Cacharro también le tenía como amigo, como a Manuel Fraga.

"Le compré la farmacia a Álvaro Cunqueiro, que era amigo y vino a mi boda en 1955"
¿Qué hace en el día a día?
Salgo a pasear todos los días, salvo cuando estoy mala, como estas últimas semanas que tuve algo de gripe. Pero si no, normalmente, salgo a tomar el aperitivo y por las tardes a dar un paseo o a misa.

¿Sigue la actualidad política?
Sí. Por el problema de visión no puedo leer los periódicos, pero sí escucho la radio y veo la televisión.

¿Prefiere el invierno o el verano?
En verano estoy más acompañada, porque vienen todos mis hijos, ahora en invierno solo están aquí Luis y Fernanda. Pero el invierno también me gusta.

¿Es cierto que usted le compró la farmacia a Álvaro Cunqueiro hace ya muchos años?
Sí, a él y a sus hermanos, porque estudié Farmacia y Magisterio. Ellos tenían una farmacia en los bajos del obispado. Fuimos muy amigos de Álvaro y tengo fotos de la boda, de 1955, donde él asistió junto con un escritor que le llamaban el Boliviano.

Emma Valcarce: "Me impactó ver a niños estudiar con velas y pedí a...
Comentarios