Con ella se duermen al instante

María José Villarino, con uno de los bebés. FOTO LEGASPI

María José Villarino aprendió a dormir bebés al momento ►Les hace entrar en fase Rem para poder fotografiarlos a placer

RIBADEO. María José Villarino, natural de Ría de Abres, llevaba ya tiempo especializándose en fotografía de bebés en Ribadeo. Pero decidió ir un paso más allá y gracias a un máster en Seguridad Nenonatal, a dos cursos en Santiago y Sevilla a otro de Preparto y Recién Nacidos y a una habilidad innata consiguió aprender a dormir a bebés de forma casi instantánea. No solo eso, les hace entrar en fase Rem (la más profunda del sueño) y, cuando están en ella, los manipula prácticamente a placer. Justo lo necesario para hacerles fotografías casi inconcebibles.

Ella reconoce que «os compañeiros decíanme que conseguía manexar moi ben asos nenos» y gracias a toda esa formación «agora son eu a que tamén imparte cursos a outros fotógrafos. Vou polos estudios que hai explicándolles como se pode facer eso. Xa impartín cursos de formación en Lugo, Camariñas, Melide ou Vilalba, por exemplo».

Solo necesita para manejar a los bebés «un sonido branco, algo específico que utilizo» que en realidad imita el vientre de la madre y el entorno del bebé cuando está en el útero, «logo doulles masaxes e uso unha pluma sintética. Pechan os ollos, e listo». Contado por ella, parece fácil.

 

Utiliza un sonido que hace que los recién nacidos se sientan igual que dentro del útero de su madre para dormirlos con rapidez

Reconoce que gracias al máster que hizo fue cuando pudo salir más y que lo hizo adrede porque estaba diseñado para fotógrafos especializados en ese particular mundo de bebés. Además bebés de verdad, porque explica que trabaja prácticamente con recién nacidos: «Só nenos que teñan entre seis e vinte días de vida. Máis deso, para este tipo de fotos, xa non fago».

De su secreto para dormirlos, no cuenta mucho: «adormézoos moi rápido a base de masaxes. Despois é moi sinxelo: teñen moita flexibilidade e podo colocalos como quero». Despiertos no puede ser porque gesticulan demasiado «e teñen espasmos o se asustan. Cuando nacen por cesárea o un prematuro es ella la que va a casa del recién nacido «porque poden ser máis propensos a coller algo vírico ou ter algún problema, e tamén os pais e sobre todo a nai está máis cansada». Si no, lo hace en su estudio.

EXPERIENCIA. En realidad lleva ya diez años con el trabajo enfocado en los bebés, lo que le reportó ya una clientela «con moita xente de Asturias, de todo por aquí, e tamén de sitios algo máis lonxe, como pode ser Porto do Son ou Celanova, onde xa estiven traballando». Esta capacidad viajera se debe en gran medida, cuenta, «a que son das poucas que fai algo así. Por aquí non coñezo a ninguén máis».